jueves, 28 de abril de 2011

Fresca brisa

Imagen de la red



Cuando la piel respira
en la nostalgia del tiempo
cuando se nutre solamente
de soles ya vividos,
cierra las puertas al viento
tapona rendijas de esperanza
a la fresca brisa del gozo
a la luz de la sonrisa
fugaz secreto de la vida.






24 comentarios:

De cenizas dijo...

Y de dentro ha de salir la fuerza que descorra las cortinas y abra las ventanas a la brisa fresca que cada mañana llama a los cristales.



besos

Nacida en África dijo...

Mi querida Marisa: A veces es bueno mirar atrás para ver cuanto hemos evolucionado, puede ser hasta necesario, lo que no podemos es vivir en el pasado porque como bien dicen tus versos, no deja paso a lo nuevo, a la esperanza, al mañana.

Versos dulces como la poeta que los escribe.

Brisas y besos.

Malena

Miguel Bueno dijo...

Cuesta la esperanza cuando tantos soles nos abruman de guerras con armas de nosotros y muertos de los otros.

Expresiones
Piedra

Sir Bran dijo...

El mundo está abarrotado de brisas y sentires.
En tu blog voy aprendiendo a clasificarlos... y sobre todo, a disfrutarlos.
Biquiños.

Ananda Nilayán dijo...

Cierto, Marisa, cuando nos nutrimos del pasado todo se vuelve carente de vida.

Un beso con cariño

andré de ártabro dijo...

Hermoso poema , pero abrir puertas y ventanas, dejar entrar la brisa , no esperar la llegada del verano; oir el aire de esta primavera con puertas y ventanas abiertas de par en par y en tus recunchos junto a esa brisa y oir el murmullo de esas olas de tu mar.
¡Disfruta do vento mareiro !.
Un beso.

Fibonacci dijo...

hay que abrir puertas y ventana, de esa manera todo se airea, aunque entre las dichosas moscas...un besote preciosa

Espinar dijo...

"Cuando la piel respira en la nostalgia del tiempo..." el corazon respira como pez fuera de agua, ahogandose en seco.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Sí, vamos a dejar que rspire la piel en la nostalgia del tiempo.
Después abriremos las ventanas para que entre la brisa.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

latrís dijo...

Cierto! la nostalgia, con mesura no es malo, pero si no impide mirar al frente con los brazos abiertos
Un besote Marisa

Alicia María Abatilli dijo...

Esa manera rara de respirar la piel en el tiempo sólo lo puede describir alguien con tu sensibilidad.
Te dejo un abrazo.
Alicia

Lembranza dijo...

Habrá que abrir otra puerta, volver a tener ilusiones, no podemos quedarnos mirando el pasado, hay que vivir en el presente. Marisa, el poema es precioso. Un agarimo

María Bote dijo...

Bellísimos versos, querida Marisa.

Besos. María

Ashia dijo...

Hay que abrir la ventana, como esa Xanela que tienes, dejar pasar el aire y respirar nuevas brisas,
lo pasado en la lejanía, solo mirarlo para aprender de ello.

Que el sol ilumine tu día a día, y la mar bañe tú mirada.

Un fuerte abrazo

TriniReina dijo...

Orear el alma, así como la piel.
Orearlas y darle paso a los aires nuevos.

Besos

Noray dijo...

El tiempo hay que tamizarlo y dejar que se vaya filtrando solamente todo aquello que nos hace crecer. Después de todo, nuestra vida se va conformando con los posos de cada uno de los instantes que vamos viviendo.


Tu poesía, siempre es un soplo de brisa fresca.



Un fuerte abrazo.

MORGANA dijo...

Mar,tienes un regalo en mi blog,en la parte superior.
Besitos.

teresa dijo...

No Marisa, nunca debemos cerrar la ventana e impedir que la briza toque nuestra cara ¡JAMAS!. La esperanza y las ganas de tener las ventanas de par en par no se pueden perder.
Me ha gustado mucho. Un beso muy grande para ti querida amiga.

Sakkarah dijo...

Hay que abrir la ventana y dejar que el aire nuevo todo lo renueve.

Un beso.

Rosa María dijo...

Hola Marisiña linda. Me encanta el poe. Yo tengo el calor de los soles vividos, pero espero tener más que alumbren cada paso de mis días a la par de caldear mi piel.
Un besiño

Elsa dijo...

¡Qué razón tienes, Marisa! Recitaré tu poema como un mantra pues últimamente mi piel es altamente porosa y proclive a las nostalgias.

Muchos besos.

María dijo...

Brisa que toca tu cara
que roza tus labios
que alimenta tu alma.

Un beso.

fonsilleda dijo...

No se puede dejar la piel enganchada en la nostalgia. Supongo que los recuerdos se pueden "redisfrutar" pero sin convertirse en un fin.
Lo has dicho, maravillosamente bien.
Bicos.

Laura Caro dijo...

El pasado está para aprender de él, no para vivir en él.
Un abrazo grandote, Marisa.