viernes, 7 de abril de 2017

El sonido de la voz



      
             " No todo el ciruelo es flor
           podada la rama seca
                    se alarga la vida"                             



                                                                             
Cerezo en flor
(Valle del Jerte)


Este silencio que se había
aletargado
vuelve pleno de procreadoras
manos.
El tiempo entristecido
huérfano de sonidos
se abre
al alboroto de la voz.
Es la voz
que desde la alegría
de los árboles,
que desde el espejo
del aire
se abre a la palabra,
a la luz y al amor.






miércoles, 1 de marzo de 2017

Atemporal















Siempre en el intento
de ser huella de
mariposa,
conciencia atemporal
iluminando el desapego.
Fuera de mí
el garabato del descontento.
Hoy sólo despreocupado
vuelo.
Corazón vivo de pétalo
en pétalo.


jueves, 16 de febrero de 2017

Visos de primavera






Foto xanela




 Y de repente este sol
inesperado
que abre el espacio entre
la sombra desnuda del invierno
y el temblor de la camelia.
Esta frescura
esta belleza,
este resplandor
que no  concuerda
con el silencio que me inunda.

¿Quién abrió esta ventana
para que asome
a la médula de la tierra?

En la boca de los que te sueñan
lo visible y lo invisible.


martes, 17 de enero de 2017

Nítida melodía



 



















 Pintura

Mother and Child in Guatemala
 Claudia Tremblay




No se cierran los ojos
ni se taponan los oídos
a la música del dolor.

Lo que hoy se canta
mañana duele.

Aunque transites
con la bruma en el alma,
con el amargo sabor en la boca,
¡luchas!

No hay pies descalzos,
mochila en la espalda
o meta lejana.
Intentas la alta cumbre
de la dicha.

Nítida melodía.




domingo, 8 de enero de 2017

Silencio quebrado

























Foto xanela


Naturaleza humana,
sol que sale a tientas
en el alto invierno.


Un silencio grande...

Entre monte y playa
el hurto de un respiro:
encajes de espuma blanca
y el verde pino

Un silencio grande...
sigue a la palabra.



viernes, 23 de diciembre de 2016

Solsticio



 











¡Este sol quieto
que nos empuja
a la hierba blanca!

No hay escarcha
que se adhiera
a la calidez del beso,
del abrazo
y del amor.

Piel con piel
el fluír de la sangre
y su calor.