miércoles, 1 de enero de 2020

1 de Enero de 2.020


Con mis mejores deseos de felicidad
para todos.



 
























Foto xanela


Un nuevo amanecer,
un nuevo año, un nuevo día,
un café... un poema...
la vida.

Frente a mi ventana
el gran magnolio
se muestra como un héroe
victorioso,
¡su  magnífico verde
sus rojas piñas!

Un tímido rayo de sol
se asoma entre la bruma.

En el aire
un fresco olor a mar, a romero
a flores de níspero.

Asumiendo realidades
me abandono
en el estar de la calma
y el silencio.
 ¡Me siento tan agradecida!


 



viernes, 6 de diciembre de 2019

La importancia del amar





















 Imagen de internet




Cuando yo era primavera
me cantaba el ruiseñor
lo que no sabía, era
que en el corazón había
compartimentos de amor.
Uno para el que colma la dicha
y otro para el que calma
el dolor.

Por este camino viejo
unos vienen y otros van
y todos somos viajeros
efímeros del caminar.

Aunque no esté
en nuestras manos
el tiempo del respirar,
qué importante es en la vida
la gran virtud del amar.

Marisa Pintos L. 


domingo, 1 de diciembre de 2019

TIERRA





Cada día que amanece,
más cerca de esta TIERRA
que tanto amo.

ELLA me regala
la luz
que me sustenta.

Y aunque lo verde
muera en el canto
de una hoja.
y aunque el primer frío
de diciembre penetre
por entre las desnudas
ramas del ciruelo.

También en eso
hay
aletargada belleza

Debo de estarle
sumamente agradecida
porque (a duras penas)
ELLA mantiene  el milagro
de la vida.

Marisa Pintos L.



sábado, 23 de noviembre de 2019

Dulce belleza
























Aquí,
esta mañana de noviembre
salvando
con mis torpes manos
escarpas de azul.

Pedirle palabras
a un otoño
hambriento de sol
es arriesgarse a recibir
frágiles vocablos de sí mismo.
Sin embargo
colándome por alguna
de sus rendijas,
pequeños fragmentos
de claridad
iluminan mis ojos.

Como precursor árbol
de navidad
el caqui me ofrece
su dulce belleza.

Marisa Pintos L.



miércoles, 20 de noviembre de 2019

La piel




















Para unos
cáscara dura como la piedra
por  la que nada penetra.

A otros no les importa
de que está hecha : la cambian
con facilidad.

¡Ay!…  y qué será de aquellos
que como hoja a la intemperie
su piel queda marcada
por miles de cicatrices.

Quedará limitada
por su tiempo de resistencia.

Marisa Pintos L.

.

 

.