lunes, 4 de abril de 2011

Sin nubarrones

Foto Xanela



Es domingo de cielos reposados
despierta abril sin tristes nubarrones
cubiertos de alegría los balcones
envueltos en colores perfumados

deseos de olvidar pasos cansados
no sentir de la vida sus dolores
pasear los senderos de las flores
arroparse en silencios añorados

lento escucho el jadeo de las olas
qué dulce su sonar sobre la arena
con qué suave vaivén mece la brisa

es mi mar templo de las caracolas
su azul ahuyenta el miedo y la pena
su luz fuente de paz y de sonrisa.


32 comentarios:

Steki dijo...

Hola! Qué bueno volver a leerte! Me encanta este poema con sabor a mar. Me trae nostalgias.
Un beso grande y feliz semana.

El Drac dijo...

El ritmo todo del poema trae un suave vaivén de olas,¿lo has escrito frente al mar? porque se siente muy suave y embriagador. Un fuerte abrazo

Gabiprog dijo...

Una hoja más en el calendario, pero la luz bien nos dice que ya no es una fecha cualquiera, pronto los colores clamaran por nuestra atención.
Quietud y hermosura.

Fibonacci dijo...

Un domingo que ya ha pasado y otros vendrán, para hacernos disfrutar de estar vivos...un besote...me ha gustado

TriniReina dijo...

Este hermoso y bien trazado soneto necesita un título.

Así me gusta abril, sin nubarrones tristes y rebosantes de alegría los corazones y los balcones:)

Te feliciot por el soneto

Besos

De cenizas dijo...

¡Pardiez, qué soneto!, hasta el mar se viste de domingo cuando se lee.


besos

Ananda Nilayán dijo...

El mar y el cielo bien merecen un soneto, Marisa.
Caracolas... siempre presentes en la vida de quien serena ante el mar escucha el Canto del Misterio.

Un abrazo con cariño

Sakkarah dijo...

Una neuv estación, una nueva etapa...

Un beso.

fonsilleda dijo...

Aunque me tengo por "gente de invierno", disfruto con cada paso que da la naturaleza, por eso, no puedo estar más de acuerdo con las sensaciones que despiertan en mí tu poema.
Precioso dejarse arrullar por ese "jadeo" de la mar.
Bicos.

latrís dijo...

No sé si será la primavera, que nos abrimos alg más... por eso he pensado en tí para el cuestionario.
Pásate por mi blog, a ver qué te parece Marisa!
Un besazo enorme

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Marisa:

Alentador soneto,
huele a mar y sabe a paz.

Besos y abrazos,
Cris.

Amig@mi@ dijo...

Lo leí dos veces amiga.
Precioso.
YO también tengo ese mar por aquí...
¿Confesarás??
Espero leer tus confesiones.

Nacida en África dijo...

Mi querida Marisa: Ese mar no importa que orillas bañe nos trae caricias, recuerdos, momentos de serenidad y de recogimiento en los que te sientes en comunión con él.

De serenidad y dulzura has impregnado tus versos.

Brisas y besos.

P.D/ Espero que todo siga bien.

Rosario dijo...

Precioso, me ha encantado, con tu poema se nota, se siente, se huele el mar.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

merce dijo...

Ese mar que dulcemente mece a trvés de tus versos Marisa.


Besos

Elcio dijo...

Seja bem-vindo abril, porém, domingos são lindos em poemas, pois no correr da semana, prefiro os sábados...rss

Bjs

Narci dijo...

Preciosa foto, y bellísimo soneto, con sabor a sal y a viento marino, que arrastra penas y dolores para dejar paso a este abril de priamvera encendida.

Besos

Quino dijo...

Cada palabra es una ola de espuma, de mocimiento, y en alguna de ellas se denota una seducción... como si fuera la tercera en la que se arrancan las emociones y un dulce suspirar. Son burbujas que embriagan y cautivan -bien sea pleamar o bajamar-...

Besos y que siga este buen tiempo.

Elsa dijo...

Bello soneto; felicidades.¡ para la mendas¡imposible!.

Un bonito abril al lado del mar.
Gracias por acercarlo a mi ventana. Y es que en estas tierras monegrinas ¡se echa tanto de menos!...
Besos.

María Bote dijo...

Precioso soneto abrileño, aromado de algas y conrumores de caracolas, querida Marísa ¡Me ha encantado!

Besos. María

Teresa dijo...

es mi mar templo de las caracolas
su azul ahuyenta el miedo y la pena
su luz fuente de paz y de sonrisa.

Que cierto lo que expresas en el poema... tener la mar cerca nos hace sentir acompañadas...

Un saludo

JAVIER AKERMAN dijo...

Que tu mar nos dibuje mil sonrisas y tus olas un concierto de esperanza, querida Marisa.
Un fuerte abrazo.

Alma naif dijo...

Increible... quiero vivir ese lugar yaaaaaa!!!
Siempre me transmite paz entrar a leerte porque ya sabes, manejas los sentidos que la naturaleza nos muestra de manera increible!!!
Besos desde mi alma cielo!!!

Andri Alba dijo...

Realmente contemplar el mar es una de las cosas que más me gustan en esta vida. Ah, y ver los surferos surcando las olas...

Un saludo cordial,


Andri

mj dijo...

Gracias Marisa, siempre por tus palabras cercanas y de cariño.
Un día de estos me gustaría tomar un poema de los tuyos y ponerlo en mi espacio en el apartado de lectura. Te pido permiso para ello.
Un abrazo muy grande
mj

Laura Caro dijo...

Qué bello te quedó este soneto de mar, nubes y ausencias...
Ojalá abril fuera estupendo.
Un abrazo muy fuerte.

Marisa dijo...

En honor a Trini
voy a titular el poema,

"Sin nubarrones".

Gracias poeta amiga.

Besos

Marisa dijo...

Querida MJ,cuentas con
mi permiso,
es un orgullo poder
estar entre tus letras.

Un fuerte abrazo.

OZNA-OZNA dijo...

bellisima oda al mar nos regalas mi niña, esta asturiana admiradora te da infinitas gracias por acariciar nuestros sentidos con ella y te manda un besin muy muy grande.

la reina del mambo dijo...

Se huele el mar y se escucha el rumor de las olas.
Me encanta.
Un beso

Marisa dijo...

La verdad Marisa, y siendo sincera, es que te comento por comentar, porque cuando te leo, lo cierto es que me dejas sin palabras, cualquier cosa que te escriba no es suficiente para expresar la admiración que te tengo.

Y yo que creía que escribía bien!!! De ahora en adelante voy a recomendar tu blog para cuando uno necesite relajarse.

Saludos y enhorabuena

Sneyder dijo...

Abril para soñar, abril para vivir…
Me encanta Marisa tus versos, se siente el mar y la alegría.

Un enorme beso