jueves, 16 de abril de 2009

Superación





¡Qué orgullosa se sentía de él!.
Ahí estaba, recogiendo su premio.
Decía : “ A mi madre “. Por cuanto me ayudó.
Atrás quedaban los momentos amargos sin
saber que hacer.
Con su hijo en brazos al que los médicos le daban pocas esperanzas.
No, ella no se quedó quieta , luchó por él .
Juntos plantaron cara. Superaron
problemas motóricos, de comunicación, de …
Después de muchos años de esfuerzo,
de cariño, de fisioterapia, psicoterapia
y todas las terapias del mundo, su sueño
se había cumplido.
Su afán de superación hizo que consiguiera
lo que se había propuesto. Al igual
que lo hicieron, lo están haciendo y
lo harán otros muchos.
Los aplausos que con lágrimas de emoción
escucha son su recompensa.

7 comentarios:

Sir Bran dijo...

La superación es algo increíble, porque hay casos muy evidentes de lo fuertes que podemos llegar a ser, y más por los nuestros.
Perfecto enfoque Marisa, sobre algo que nunca está de más recordar.
Un bico.

Elen dijo...

Marisa... se me han puesto los pelillos de punta al leerte.
La lucha por los nuestros, el esfuerzo incansable, el agotamiento que se supera con tesón, suelen tener hermosa recompensa. Esta la que más.
Un beso.

Marisa dijo...

Gracias Sir Bran, siempre he admirado a esas madres que con gran tesón han luchado por sus hijos.

Un abrazo.

Marisa dijo...

Elen, una madre nunca escatima esfuerzos por sus hijos pero
cuando estos vienen al mundo con problemas, la lucha diaria es
una heroicidad.

Un abrazo.

Maria Varu dijo...

Esa superación es sin duda la fuerza que da el amor, de ese ser que es parte de uno mismo, sea la relación o el parentesco que sea, el amor como la fe, mueve montañas... con que delicadeza abordaste este tema tan complejo y difícil, más cuando los logros requieren de largo tiempo.

Un beso Marisa.

Marisa dijo...

Gracias María por pasar y dejar
tu mensaje lleno de cmprensión.

Un abrazo

mj dijo...

Es eso que dices en un comentario, cuando esa lucha es día tras día, esas madres son heroínas, se necesita ser eso, madre y mucho más.
Emocionante lo que cuentas Marisa
mj