miércoles, 22 de abril de 2009

Amigo.


Desde que tuve conocimiento de ti y de eso hace ya bastantes años, eres mi amigo, mi fiel compañero, aquel con el que siempre puedo contar. Estas ahí siempre que te necesito. No pones mala cara cuando recurro a ti, bien sea para instruirme en el camino de la vida o en hacerme compañía en momentos buenos y no tan buenos. No presentas disculpas por falta de tiempo.
Junto a ti he recorrido todo el planeta, desde la fría Siberia a los desiertos más calurosos de Africa , desde la selva del Amazonas hasta las más bellas ciudades del mundo. Contigo he sufrido, llorado de emoción y tambien reído.
A tu lado he descubierto al ser humano en sus bondades y en sus miserias. Te he ido guardando en tus mútiples facetas, y ahora no sé si será porque voy cumpliendo años que me entusiasmas cuanto más viejo eres.
A lo largo del camino he hecho cuanto pude para que gustases a todo aquel que contigo topase. Otros muchos hicieron lo mismo. Ahora puedo decir que te conocen grandes y pequeños y que la mayoría te aprecia. A pesar de que en otros tiempos sufriste persecución y hoguera aún sigues vivo y que sea por mucho tiempo.
.
Querido LIBRO.

12 comentarios:

Lasosita dijo...

Qué bueno, Marisa!


Nada como un buen compañero, que te da lo que deseas sin apenas pedir nada a cambio, a no ser concentración y un poco de cuidado!

Gracias a todos los libros, a sus historias, a sus frases, que han mitigado la soledad y los malos momentos, dándonos felicidad y consuelo.

Sin olvidar que el amor a ellos, nos ha permitido conocernos!


Un fuerte abrazo!

Sir Bran dijo...

Me has sorprendido.
Podías hablar de mil cosas.
Pero un libro, generalizando claro, porque no creo que sea siempre el mismo título, ha sido muy ocurrente.
El texto en sí mismo ya se deja querer, porque te va haciendo desear saber el final.
Y me ha gustado.
¿de verdad has estado en todos esos lugares?
Si es así... felicidades.
Un biquiño.

Marisa dijo...

Susi acabo de visitar a una persona
que dice que el leer tambien alimenta y estoy de acuerdo con él.

Dame un buen libro y un bonito jardín donde leerlo y seré feliz.

Un biquiño.

Sir Bran, a través de los libros
puedes conocer todo lo que te propongas, claro que si lo complementas, con viajes( otra gran pasión). Eso ya sería insuperable.

Unha aperta grande.

mj dijo...

Qué haríamos amiga sin los libros??
Son tan necesarios para el alma...
Gracias por tu visita y comentario, seguiré por aquí leyendo un rato pues lo que he visto me parece hermoso y digno de leer, recrearme por un buen rato y salir alimentada.
Un saludo
mj

Leola dijo...

Muy bonito Marisa, mucha ternura y agradecimiento en tus palabras, siempre tan clara y tan dulce. Un placer leerte.
Un beso grande.

Marisa dijo...

mj, me alegra que hayas quedado
un ratito por aquí y que te guste
aunque solo sea un poco de lo que veas.

Un abrazo.

Leola, tus palabras me saben a miel.
Asi da gusto escribir.

Un abrazo muy fuerte.

Walter Portilla dijo...

Qué hermoso homenaje al libro Marisa. Felizmente homenaje en vida pues jamás habrá de fallecer. El libro es más sabio por viejo querida amiga (como el diablo, que es también sabio por viejo y no por diablo). Al libre le debemos todo. Gratos momentos aun en la soledad, hermosos recuerdos aun cuando aparentemente todo se olvida. Me encantan los libros (y cómo no si yo los hago y de eso vivo!). Cada hoja es una aventura, no sólo en su contenido, sino desde que se escribe en borrador, se diagrama y se diseña para poder imprimirse. Es una belleza el recorrdio que hace para llegar a las manos de quien es afortunado en leerlo. Afortunado porque nos damos cuenta de que estamos perdiendo esa sana y buena costumbre por optar por otras más 'fáciles' como el pc. Y cuando llegas a una edad madura, sobre los cuarente digamos, ya opinas diferente y quisieras volver a vivirlos sólo por aprovechar esa lectura perdida en algún moemnto de nuestro camino.
Disculpa el rollo Marisa, tema delicioso para mí, podría estar hablando horas de libros.
Un abrazo enorme.

Marisa dijo...

Querido Walter, puedes escribir cuanto quieras, para mi es una delicia leerte.
Para los que amamos los libros
que sería de nosotros sin ellos.
Es un honor poder contar contigo
en estas páginas.

Un fuerte abrazo.

Elen dijo...

Uno de los mayores placeres de la vida es sumergirse en la páginas de un libro. Verdaderamente siempre es compañero fiel, que nunca se queja de nuestros abandonos (ni siquiera nos reprocha no haber terminado de conocerlo)
Una brillante entrada Marisa!!
Un besote.

mar dijo...

Precioso de verdad Marisa, y que razón tienes en que ellos además de estar siempre cuando los necesitas nunca se quejan, me ha encantado
Un beso de Mar

Maria Varu dijo...

Marisa... ¿qué decirte?
Lo dijiste todo y de una forma ¡tan bonita! que me enterneció; tus palabras compusieron un pequeño libro de presentación, donde todos caben, todos tienen su rincón, todos su espacio, su momento, su ocasión...

Bien, bien... muy bien Marisa.

Besos

Marisa dijo...

Elen comparto contigo en que la lectura es uno de los mayores placeres del mundo.

Un biquiño.

Mar, el poder escoger un libro para el momento adecuado es un lujo impagable.

Un abrazo.

María a todos los que nos gusta leer creo que entenderán el amor que sentimos por los libros.

Un besazo.