lunes, 13 de octubre de 2014

Bajo la lluvia

Si la lluvia llega hasta aquí voy a limitarme a vivir.
Mojaré mis alas como el árbol o el ángel o quizás muera de pena.
(Luis Alberto Spinetta)


 















Lluvia,
lluvia sobre mi cara
sobre mi alma
sobre mis huesos

qué me empape
qué me desnude
que me arranque
todo lo viejo.

Como el árbol que se despoja
de su ropaje.

Como la tierra
que se prepara para el invierno,
la sangre que viaja
por todo mi cuerpo
se ralentiza.

Un descanso de interior,
un respiro de silencio.


(Imagen de la red )



 
 

18 comentarios:

Fernando dijo...

Xanela, amiga y poetísima: cada vez que leo tus poemas, se crea dentro de mí una gran paz interior. ¡Qué sensibuilidad me transmites! No dejo de leerte, porque ya sabes que la poesía es un pilar fundamental de mi vida. Ahora me he decidido a seguir publicando, no puedo dejar de escribir. Lo que ocurre es que me da vergüenza comparar mis pobrísimas palabras con ese caudal expresivo que derrocháis los buenos poetas. Un saludo muy cercano de tu amigo Fernando.

Marisa dijo...

Desde mis humildes versos
te doy las gracias por las bonitas
palabras que me dedicas.
Me dió mucha alegria encontrarte de nuevo por aquí y que sigas publicando, tú sí que eres un
gran maestro de la palabra
para regocijo de los que te leemos.

Un abrazo grande con todo mi cariño.

Lujan Fraix dijo...

Precioso poema, la lluvia me gusta mucho, me trae recuerdos y al contrario de muchos me alegra, de noche me gusta más.
Siempre tan talentosa querida amiga.
Besos grandes.

Nines Díaz Molinero dijo...


Precioso el último verso y el poema, Xanela. ¡Bendita lluvia!.

Un fuerte abrazo.

Sneyder C. dijo...

Hola Xanela. Te dejo un verso como comentario a tu bello poema....
Deja que la lluvia
te embriague,
que ahuyente
melancolías
y aleje los pálidos
destellos
del otoño que suspiara.

Un inmenso y calido abrazo.

Darilea dijo...

Deliciosos versos de lluvia, todo lo moja el agua hasta en el alma.
Besitos Xanela.
Pd: Xanela si no recuerdo mal Fernando dejó de escribir en su blog hace mucho, me gustaba leerlo, pero no consigo encontrar la dirección de su blog, si pudieras dármela me gustaría mucho volver a seguirlo. Gracias

josé dijo...

No es preciso agregar palabras a la tan bella forma conque pintaste la gracia de la lluvia. Además, que usaras ese párrafo del flaco Spinetta dice de tu sensibilidad.

De barro y luz dijo...

El cielo, piscina probática, restaña heridas y limpia la rémora que el tiempo nos deja adherida a la conciencia.


Bss

Marisa dijo...

Darilea no me extraña que quieras seguir al gran maestro Fernando Ontiveros es un gran escritor,
al igual que excelente poeta.

Este es blog:
fernandojontiveros.blogspot.com

Marisa dijo...

Gracias Sneyder
por dejarme ese bello poemita.

Besos

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

La lluvia es vida, es un regalo del cielo... Además, es poesía, en tus versos.

Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

me ha encantado tu intensidad

Verónica Calvo dijo...

Querida Marisa, este poema eleva, transmites un manantial interno que se convierte en clamor.

Te felicito.

Besos!!!

Ismael Pérez de Pedro dijo...

Estamos hechos de nubes amiga. Cuentas con unos poemas bellísimos, lo sabes. Es un enorme placer leerte, ojalá pudiera hacerlo más a menudo. Feliz fin de semana. Salud

LA ZARZAMORA dijo...

Y que nos empape, nos inunde, nos llueva por dentro, y nos despierte el alma, el cuerpo, la rabia, y los sueños...

Besos, Xanela.

J. R. Infante dijo...

Hola Marisa, siempre es un placer encontrase con tus versos. Es tanto lo que derrochas que es imposible sustraerse a tus letras.
Estamos en "veranillo del membrillo", quizás por eso, es más delicioso leerte.
Un abrazo

Amando García Nuño dijo...

Bueno, si es así, prescindiré del paraguas.
Abrazos, siempre

Narci M. Ventanas dijo...

Todos necesitamos de vez en cuando una lluvia que nos purifique el alma y el cuerpo, y a veces nada mejor que una bella lluvia de versos que nos llegan de fuera o que nos brotan del alma, eso da igual.

Besos