martes, 8 de octubre de 2013

Sentires encontrados




Foto xanela




 Quise hacer
del verso
su regalo,
mas llegaba
hacia mí
aquella tarde,
un silencio
de sentires
encontrados

el aliento
que se respira
en el aire,
no merece
que se viva
traicionado
.









16 comentarios:

Ligia dijo...

Precioso ese encuentro de sentimientos. Abrazos

José Manuel dijo...

Unos preciosos versos para sentir en el corazón.

Besos

andré de ártabro dijo...

Precioso como ese aire así es tu sentir.
Besos

Narci M. Ventanas dijo...

No creo que haya nada que merezca que aceptemos la traición en nuestras vidas.

Besos

TriniReina dijo...

Hay tardes en que los versos nos huyen como si traidores a ellos fuésemos.

Besos y versos

De barro y luz dijo...

Traicionarse a uno mismo ¡jamás! Los sentires... es otra guerra.


Bss

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

El silencio, es necesario para conocerse mejor.
Un abrazo fuerte amiga.

Alís dijo...

El silencio tiene sus momentos y merece ser respetado. No creo que tus versos lo hayan traicionado, al contrario, lo ensalzan.

Bicos

Marinel dijo...

A cada sentir su instante y si este no es propicio,mejor esperar...
Besos.

Sneyder C. dijo...

Desde el silencio se perciben los sentires…Algunas veces encontrados y necesitan tomarse su tiempo…

Un cálido abrazo

María Bote dijo...

No hay mejor regalo que el de los versos, querida Marisa, aunque vayan envueltos en silencios.

Un abrazo, amiga poeta

Amando García Nuño dijo...

Siempre se vive traicionado, especialmente en los regalos de versos.
Abrazos, siempre

Verónica Calvo dijo...

Sentires encontrados no llevan a ningún lado.
El final del poema es una reflexión acertadísima.

Querida Marisa, me alegró mucho conocerte en persona.
Estoy leyendo tu bellísimo poemario.
Lo estoy disfrutando mucho.


Besos!!

Luján Fraix dijo...

Complicados los sentires encontrados.
Un besito querida amiga.

Ceciely dijo...

Muy bonito y muy sincero tu sentir. Solo cuando la Musa toca…debe ser develado el poema.
Un encanto visitarte Xenela
Un abrazo y feliz semana.

LA ZARZAMORA dijo...

Nada es merecedero de una traición...
Besos, Xanela.