jueves, 4 de octubre de 2012

Poesía en Peñíscola



 
















Como eco reciente
aún palpitan en mí
las palabras,
brasas encendidas
que van de corazón
a corazón,
que se avivan
que dominan
que calientan

los años que se respiran
entre solemnes
muros de piedra.





27 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Hermoso, conmovedor y recio como esos muros de piedra.
Besos.

Juglar dijo...

Las palabras auténticas permanecen y siguen resonando en nuestro interior.
...Y más si el paisaje impone su presencia.
Preciosos versos, Marisa.
Un abrazo cariñoso.

mj dijo...

Hola Marisa, te pude ver en una foto recitando en Peñíscola. Este poema guarda el perfume que se respiró allí ¿verdad? entre esos muros.
Palabras de corazón a corazón. Precioso.
Un abrazo inmenso


PD: Estoy deseando ver a Bego y que me cuente vuestra experiencia.

Marisa dijo...

Queridos amigos después de unos días
de turismo, amistad y poesía
ya estoy de nuevo con vosotros.
Agradezco inmensamente
el cariño que me demostrais
día a día y que sin él mis versos
no tendrían sentido.


Un grandísimo abrazo para todos.

José Manuel dijo...

Preciosos aires de poesía has traido de Peñíscola, sentimientos que llenan el corazón.

Besos

MORGANA dijo...

Mi querida Marisa,tu poesía lleva tu sello,no lo puedes negar.
Abrazos desde el alma.

Domingo dijo...

Peñíscola, qué recuerdos, qué veranos me he pegado yo allí, merodeando por los muros del castillo del Papa Luna. Gracias por retrotraerme a unos tiempos tan hermosos. :)

Alicia María Abatilli dijo...

Para seguir golpeando la piedra, Marisa.
Tus palabras harán que se conmuevan.
Abrazos

Amig@mi@ dijo...

Hace tanto que estuve en Peñíscola... Aun era niña, pero lo recuerdo como un lugar con embrujo.

Un abrazo

TriniReina dijo...

Se respiran y traspasan, como tus hermosos versos.

Besos

Fibonacci dijo...

Un lugar fantastico donde crear bellos poemas como el tuyo...un besote.

BEATRIZ dijo...

Qué honor de poder sentir así.

Un texto candoroso!

saludos y un placer.

merce dijo...

Precioso poema y sin duda se percibe que ha sido fantástica la experiencia.


Bienvenida y un abrazo Marisa.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Hoy tus versos se quedan dentro de los corazones.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Adriana Alba dijo...

los muros guardan mucha información, las piedras son las bibliotecas de nuestros antepasados.
Me encantó tu poema.
Besitos Marisa.

Soledad dijo...

Es inmenso escucharlas en este bello poema, donde trasmites todas la sensaciones que te trasformaban.

Marisa que nunca se derrumben esos muros que te dan la libertad.

Un gran abrazo

María Bote dijo...

Precioso sitio y precioso poema el tuyo, Marisa, muestra de tu exquisita sensibilidad y tu buen hacer como poeta.

Felicidades y besos. María

De cenizas dijo...

La poesía y la amistad se graban en la memoria de las piedra para siempre.



besos

Verónica C. dijo...

Marisa, esta poesía perdurará y en ella el recuerdo de estos días que has vivido compartiendo amistad y versos.

Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Tu voz no sólo abre semillas en el sueño sino que pinta paisajes de fondo a la medida de los sentimientos de quienes te leemos
Blcos,Marisiña, de corazón

Sir Bran dijo...

Bienvenida de nuevo a tu tierra... sé que esos días de encuentros y poesía habrán dejado una huella hermosa en muchos corazones.
Besiños

Narci.Lena dijo...

Cuando el frío nos atenaza el alma, nada mejor que el calor de las palabras para no perecer de hipotermía, y más cuando las palabras son tan bellas como las tuyas.

Besos

fonsilleda dijo...

Has definido maravillosamente lo que me imagino yo se debe sentir leyendo poesía y escuchando como otros, que la amen como tú, la leen.
Si es en un lugar así, debe de ser el colmo.
Bicos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los años que siempre se respiran...

Saludos y un abrazo.

..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita por tu blog que preciosa tu poesía me gusta y que preciosa fotografia. saludos

Laura Caro dijo...

Qué penilla no haber podido ir...

La piedra vetusta y el mar son grandes amigos de los poetas.

Un abrazo de los grandes, Xanelita.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias Marisa por tu poema, es muy lindo, y muy agradecida por tus palabras en mi casa.
Con ternura
Sor.Cecilia