domingo, 21 de octubre de 2012

Espalda nevada















Amanecer en Monte perdido
 Foto:El viejo lobo( foro montañero)



Siempre queda la cálida palabra
que abrace la parte umbría
de la montaña,
que derrita la nieve
que el acerado viento
mantuvo acumulada

aguas cristalinas
que arrastran el barro
dejan al descubierto
la noble espalda,
en que luces y sombras
aprenden a besarse.




21 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Derritamos entonces la nostalgia,
las luces y las sombras
que nos impiden ver el sol tras las montañas...

Besos.

MORGANA dijo...

Aprenden a besarse porque forman parte de un todo.
Besos,Marisa.

Noris Marcia dijo...

Marisa, bello poema abrazando la nostalgia -sombras y tristezas-
queriendo ser una misma unidad de besos y ternura.
Un abrazo, amiga, siempre lindas
tus palabras.

Gilberto Cervantes dijo...

Muchas veces las cosas hermosas son ocultadas por otras menos hermosas. Belleza de versos, Marisa!!

Besos y se feliz!

Sakkarah dijo...

Precioso... qué más se podría añadir?

Bellas palabras.

Un beso

Verónica C. dijo...

Esa cálida palabra puede incluso con los hielos perpetuos.

Besos mi querida Marisa

Amig@mi@ dijo...

No me atraen tanto las nieves como las hojas caídas, pero he de admitir que el manto blanco, también inspira bellas palabras.
Un abrazo

El Drac dijo...

Nunca había imaginado los besos entre luces y sombras; aunque es evidentemente cierto.

Un gran abrazo

andré de ártabro dijo...

Hermosa foto has escogido para acompañar tan bucólicos y hermosos versos, donde la cálida palabra funde los fríos hielos.
¡Eres una artista!
Besos.

mj dijo...

Siempre hay que abrazar a la sombra, y sólo se puede hacer desde la luz. Es lo que sucede después de atravesar esa parte umbría.

Un abrazo enorme

TriniReina dijo...

Siempre hay palabras que nos salvan de las sombras.

Hermoso

Besos

Narci M. Ventanas dijo...

Y es que a veces el beso más cálido o la palabra más ardiente se esconden bajo el hielo o la nieve esperando ser rescatados por versos como estos tuyos.

Besos

Domingo dijo...

¿Alguien tiene a mano un trineo? :D

Fibonacci dijo...

Poeticamente una belleza para enmarcar...un besote preciosa.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Preciosas aguas cristalinas que arrastran el barro.
¡Me encantó!
Un abrao fuerte desde mi Librillo.

Alicia María Abatilli dijo...

Deja que su espalda quede descubierta, el barro es mejor que pase.
Abrazo

De cenizas dijo...

Bella espalda de brisas coronada, Olimpo de los suspiros, cuna de los versos.



besos

Soledad dijo...

La calidez de una palabra a tiempo siempre puede abrir una luz en el camino, por muy alta que sea la montaña, su hielo es efímero.
Belleza de pensamiento, entre luces y sombras.

Que bonito escribes Marisa.

Un fuerte y enorme abrazo

Adriana Alba dijo...

Muy bello Marisa, que nieve podrìa resistirse a la tibieza de tus letras?
Besitos.

José Manuel dijo...

Hay que derretir los hielos para que fluyan las palabras.

Besos

María Bote dijo...

Qué bello, querida Marisa que luces y sombras aprendan a besarse.

Felicidades, amiga. Besos. María