domingo, 23 de septiembre de 2012

En los mástiles del viento















Pintura de 
Hans Andersen Brendekilde





 Llovizna del otoño
que llegas sutil y embaucadora
que mojas en las alas del pájaro
mi sonrisa
que rocías con tus gotas
perfumadas de gardenia
mi suspiro
que inmovilizas
el último vuelo de mariposa

¡oh triste ternura mía
que tiemblas
entre remolino de hojas
y árboles que se desnudan!

no me dejes con la palabra muda
ante cánticos nostálgicos
que emigran
posados en los mástiles
del viento.









32 comentarios:

Ligia dijo...

Hermosos tus versos de otoño. Abrazos

Ramón María Vadillo dijo...

Versos impregnados de tristeza, pero bellos.

Abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

El viento nunca se pliega en nuestra vela...

Saludos y un abrazo.

Fibonacci dijo...

El otoño nos trae estas tristezas...un poema lleno de melancolia...un besote.

De cenizas dijo...

El viento del otoño trajo tus bellos versos y se unieron a la melancolía estacional.


besos

Marinel dijo...

Es imposible enmudecer la ternura que destilan tus hermosos versos.
El viento o la lluvia se arrepentirían de hacerlo.
Besos.

torrelodones taci dijo...

Querida Marisa: encantadora evocación al otoño que comenzamos y que espero que tu creación no se quede inmovilizada porque siempre ella permanecerá en alguno de los mástiles del viento

María Bote dijo...

Precioso poema, querida Marisa, sutil y delicioso, como el otoño dorado.

Besos. María

Sakkarah dijo...

Es un tiempo para la nostalgia y la belleza de tus letras... Un beso

andré de ártabro dijo...

Languidecen los días y nos descubres un otoño con el último vuelo de las mariposas y esos árboles que sin pudor dejan caer su manto de dorados matices.
¿ como enmudecer si tus poemas son como las alas del viento¡Acarician!.
Hermoso.
besos.

Luján Fraix dijo...

Bellas y nostálgicas palabras, la melancolía se dibuja con matices gris-oro:
El otoño.
Precioso poema.
Un besito

La Solateras dijo...

Tu palabra nunca se quedará muda, Marisa. Siempre nos traerá esa ternura tuya.

Un beso

Amig@mi@ dijo...

Preciosa estampa otoñal.
Siempre me gustó el otoño, y desde que vivo en Almería, en donde prácticamente no existe, lo admiro incluso más.
Un abrazo

José Manuel dijo...

¡Qué bella inspiración!, el otoño sabe influir muy positivamente en el sentimiento de los poetas.

Besos

TriniReina dijo...

Asociamos el otoño a la melancolía.
En cambio a mi me refuerza esta estación, al menos hasta hoy, siempre lo ha hecho. Por no hablar de lo que me inspira. Veo que a ti también.

Muy hermoso

Besos

mj dijo...

¡Qué ganas tenía de leerte Marisa! Te extrañaba un montón porque he sentido un poco tú ausencia.
El otoño es muy hermoso, aunque algo en el interior declina entre los matices de la luz que despliega en cada jornada. Creo que lo has descrito muy bien en tus versos..., esa palabra muda...

Un abrazo enorme

PD: Creo que estarás en el próximo encuentro poético en Peñiscola. Le diré a Bego que te dé un fuerte abrazo...suerte.

Marina-Emer dijo...

PRECIOSOS VERSOS AL VIENTO ,UNA MARAVILLA hA SIDO UN PLACER VERTE EN MICASa y venir a tu bonito blog.
yo te d4seo un feliz fin de semana con la mayor simpatia
besosssssssssssss
MARINA

Joaquín Lourido dijo...


Verso que erizan
la piel, Marisa.
La melancolía
y las musas
de esta estación
son muy inspiradoras.

Bicos.

Domingo dijo...

No me gustaría ceder a la melancolía en esta estación tan propicia para ello, pero tus palabras me lo han puesto difícil. Así que arrójome a ella, que ya la superaré.

Soledad dijo...

En cualquier estación del año, Marisa, la palabra hechicera de tu poesía nunca callará, no sé si eres la musa creada por ella ó la creación en toda su extensión.
Has descrito muy hermosamente el principio del otoño, vaya que me quedo en él.

Un enorme abrazo

Marisa dijo...

Mi querida Mj recibiré con muchísimo agrado tu abrazo a traves de Begoña, la pena es que tú no estuvieras para
poder conocerte y darte un achuchón personalmente, ya sabes cuanto te aprecio.

Muchos besos

Verónica C. dijo...

El otoño me revive, Marisa, así que este poema tan hermoso y nostálgico me ha llenado de vida y suspiros.

Besos

Rosa María dijo...

El otoño es como el hermano feo de las estaciones del año: otoño sinónimo de muerte, escasez, decadencia. Hoy con tu poema lo has adornado y casi lo has perfumado de muchos olores, esencias e ilusiones.
Un abraciño
Rosa María Milleiro
http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

Adriana Alba dijo...

Viento otoñal, cargado de nostalgia.
Tus versos nos llevan por paisajes ocres y alfombras de hojas mullidas.

Hermoso Marisa.
Un beso

El pequeño Richard dijo...

Un poema muy otoñal. Quiero recomendar a todos un libro de poesía: "Peces en el agua", es una antología de poetisas, oí en la radio uno de los poemas y me pareció precioso. A la poetisa, poetisas.
Un saludo

El pequeño Richard dijo...

Perdón, perdón el libro se titula PECES EN LA TIERRA. Antología de poetisas del siglo XX. Si es que tengo la cabeza...

INDIANA OM dijo...

La melancolía y la nostalgia hechas versos.
Precioso, como la luz tamizada entre las ramas que se desnudan.
Saludiño.
INDY.

fonsilleda dijo...

Comienzo por ti para desearte un otoño pleno de esas imágenes que, luego, plasmas como pinceladas en el blog.
Gracias por seguir ahí, también por poner palabras a mis sentimientos.

Narci.Lena dijo...

No hay lluvia de otoño que pueda dejar muda un alma, y menos la de alguien, que como tú, lleva la poesía tan grabada a fuego en el alma.

Precioso poema.
Besos

Elvira Daudet dijo...

Precioso tu poema, Marisa, que expresa de forma inmejorable la nostalgia otoñal.
Un beso.

Juglar dijo...

Cuánta ternura destilan tus versos describiendo el Otoño.
Me encanta esta estación, aunque la nostalgia me remueva hasta los cimientos.
Un abrazo grande, mi niña.

Gloria Reyna dijo...

¡Precioso, qué belleza la de esos árboles que se desnudan.... buf! ¡me encantó!!!
Cariños