viernes, 4 de febrero de 2011

Lluvia en la arena

Imagen de la red



Era planta vulnerable
que aguardaba la lluvia
para enraizar

finas gotas de agua
caídas del cielo
escucharon sus quejas

y cuando las piedras
del castillo
se tambalean

es sombra generosa
en desierto de arena.








34 comentarios:

Fernando dijo...

Hay plantas que florecen en la arena de las playas y en el desierto. Siemopre hay milagros. Gracias a ellos seguimos viviendo en esta difícil naturaleza. Un saludo cordial.

De cenizas dijo...

Pese a la aparente vulnerabilidad, hay plantas que luchan y sobreviven... Mira la rosa de Jericó:
www.larosadejerico.com/

besos

Noesperesnada dijo...

Lo vulnerable se vuelve fortaleza cuando se está en el desierto...

Narci dijo...

Siempre son más apreciadas las cosas simples, justamente allí donde más difícil es encontrarlas.

Besos

TriniReina dijo...

La lluvia, como siempre, llevando vida entre sus gotas.

Esta mañana he estado admirando una planta con flores azules que brotaba desde la pared de la fachada de una vieja casa.

Arraigarse a la vida, a pesar de los inconvenientes.

Besos

María Bote dijo...

Muchas veces, lo vulnerable, termina siendo más fuerte en su lucha por la supervivencia, amiga.
Besos. María.

andré de ártabro dijo...

Y soy vulnerable pero a veces llega en forma de lluvia, en forma de aire , en forma humana.
Conseguimos echar raices, mantenernos , ser y dar sombra.
Hermoso Marisa, vale para todos los desiertos y todos los árboles humanos.
¡Como me ha gustado!
Un beso

Quino dijo...

Si vas a Túnez conocerás las rosas de sal de un lago salado que está en el desierto. Ellas sobreviven e incluso son decoradas de diversos colores. Lo increible es que te traes una y puede estar en tu morada eternamente. Esto mismo pasa con nuestras cosas, los pequeños detalles son más apreciados. Bello contenido y siempre me haces reflexionar.

Besos y Genial Fin de Semana.

Ananda Nilayán dijo...

Tantas veces esperamos ese alimento y esa ayuda para volver a sentir la raíz que nos une y nutre, como otras tantas las piedras del castillo se tambalean y procuran la sombra que nos revive en la más absoluta sequedad.
Ambas sean bienvenidas siempre.
Marisa, más allá de lo cercano, más allá de lo sutil.

Besitos, querida Xanela

Sir Bran dijo...

Preciosa fotografía...
me gusta lo vulnerable, porque tarde o temprano se enfrenta a su vulnerabilidad... y teme su fin.
Lo indestructible siempre peca de arrogancia.
Me quedo con la esperanza de que esas raices le permitan seguir bien plantada en su presente.
No olvidemos nunca lo vulnerables que somos...
nos ayudará a ser más buenos.

Besiños.

MORGANA dijo...

La vulnerabilidad es un sentimiento del alma,que se torna fortaleza,en casos de necesidad.
Besos Marisa.

EL AVE PEREGRINA dijo...

La planta es como la persona,necesita ese alimento tan especial y tan natural...que nos está dando dolores de cabeza... cuantos sienten su falta...
Como siempre tus palabras guardan esa moraleja...la subsistencia...en este caso.

Un abrazo Marisa.

Amig@mi@ dijo...

La lucha por la superviviencia no tiene fin. Las plantas son sólo un ejemplo.
Un abrazo, amiga

El Drac dijo...

Cada lugar por hostil que parezca siempre tiene una flor

Felix Casanova dijo...

Marisa...

Hasta en los terrenos más infértiles se abre camino la belleza. Cuando pedimos con fe, al igual que la planta, nos llueven gotas de agua en forma de felicidad. Y esa felicidad cobijará a nuestros semejantes...

Un beso

Mes de Enero hasta los topes por el trabajo con Hacienda, pero afortunadamente, prueba superada :). Seguimos en la brecha querida amiga.

Elena dijo...

Las gotitas que caen del cielo saltan y forman un manto sutil.
La vida en forma de lluvia.
Precioso.
Besitos

Marisa dijo...

La lluvia, siempre testigo de momentos inolvidables, derrumbando castillos y cuentos de hadas y sembrando vida al mismo tiempo.

Genial Marisa

Jorge Encinas Martínez dijo...

Planta que se convierte en generosa sombra a pesar de los pesares. Buen poema.

Un abrazo

Amelia Díaz dijo...

Me parece un poema lleno de lirismo.
Es precioso, mi querida Marisa.
Esa arena generosa...ufff...qué hermoso.

Un beso!!!

Elcio dijo...

Olá Marisa!
É prazeroso ler voce...sempre.
Tens uma alma poeta e assim, usa as palavras como se fossem um brinquedo, contudo, jamais perde a essencia dos sentimentos humanos.

Meu tempo para postar tem sido escasso. Não se trata de pouco interesse com o blog ou com as pessoas que o visitam. Espero voltar mais amiúde.

Bicos Marisa e bom final de semana.

Já me aventuro em seu idioma...bicos...:)

Marisa, tens MSN?

Elcio dijo...

No facebook me encontras como Elcio Aparecido Rodrigues...caso faça parte da comunidade.

Bicos

Noray dijo...

El agua convierte en vergel un desierto.

¿Qué sería de nosotros sin agua?
Sólo raíces secas en el vacío.



Un fuerte abrazo.

Jorge Torres Daudet dijo...

La oportunidad de tus palabras hace crecer la planta, un vergel en el desierto.
Abrazos.

Gabiprog dijo...

Los elementos nos susurran el secreto de la vida. Que nuestros gritos no nos hagan sordos.

Un abrazo.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Marisa: es el milagro de la naturaleza que todo lo tiene pensado y medido.
Felicidades
Un beso

Cris Gª. Barreto dijo...

Querida Marisa:

Si hacemos el bien nutrimos la planta divina de la humanidad; formando la belleza, esparcimos las semillas de lo divino.

La lluvia, el sol, la tierra, alimentan las flores.

Hay poemas que son como la lluvia, refrescan las ganas de vivir.

Felicidades.

Recibe toda mi estima y admiración.

Besos,
Cris.

La sonrisa de Hiperión dijo...

LLuvia, déjate caer en mi...

Saludos y un abrazo.

Sneyder dijo...

Hay plantas que son fuertes y florecen en cualquier lugar, son fuertes al igual que muchas personas que ante la adversidad dejan de ser vulnerables.

Un inmenso beso Marisa

Alicia María dijo...

Esa sombra que trae vida, lluvia, cielo.
Un abrazo.
Alicia

bixen dijo...

Solución: baobab o calabaza.

Charo Bustos Cruz dijo...

La naturaleza es sabia y las plantas dependen de ella. A veces, las misma vulnerabilidad de las flores actúan milagrosamente.

Saludos, desde hoy te sigo.

~Charo Bustos~☺

Nacida en África dijo...

Mi querida Marisa: Hay veces que algo muy pequeño y frágil se puede convertir en algo muy importante en nuestras vidas porque tiene la suficiente fuerza escondida como para protegernos.

Brisas y besos.

Mery Larrinua dijo...

Esas gotas dieron fortaleza a la realidad de la vida.
un abrazo

fonsilleda dijo...

Hay que hacerse resistente, hay que tratar de aguantar y agradecer esas pocas gotas de agua, hay que hacerse como esos cardos de nuestras playas...
Precioso Marisiña