viernes, 18 de febrero de 2011

Burbujas de viento

Imagen de internet




Querer atrapar el mundo
entre las manos
cuando no somos más
que un pedazo de barro,
es creer ser inmortal
cuando la nimiedad
puede matarnos,
somos un calendario prestado
soltando las hojas del tiempo,
trapecistas del espacio
cazando burbujas de viento

más algo hay en nosotros
algo único que trasciende
de lo humano al infinito.




32 comentarios:

andré de ártabro dijo...

¡LOs humanos ! de lo vil a lo sublime de lo inicuo a lo transcendente "no ser nada y abarcarlo todo".

Tus verso además de un bello poema Son filosofía , es vida.
¡Precioso!.
Un beso

MORGANA dijo...

MARISA,te dejo un regalo en mi blog.
Besos.

fonsilleda dijo...

No sé si efectivamente transcenderemos, pero si sé que valdría la pena.
Lo que si sé (estoy totalmente de acuerdo)es que a veces nos creemos inmortales y actuamos como si lo fuéramos olvidando eso que dices de una forma tan bonita: "que somos un calendario... soltando las hojas del tiempo".
Precioso.
Bicos.

Fernando dijo...

Querida Xanela: Efectivamente. somos muy poca cvosa. Esperemos ser algo más en el futuro. Firmado: un pedazo de barro con esperanza.

Quino dijo...

Un poema filosófico y sublime donde los haya, que nos hace reflexionar sobre el poder de abarcarlo todo, bien sea territorios, objetos de consumo, inmortalidad, etc...
cuando en realidad debemos perfeccionar nuestro propio espiritu.
lo mejor, el poema que nos dejas como meditación...

Besiños y que pases un Feliz Fin de Semana.

Bolboreteira dijo...

Somos tan poca cosa en esta inmensidas y nos creemos tanto..
besitos

TriniReina dijo...

Que digo yo que si ya nos quitan ese sueño, el sueño de querer tomar el mundo entre las manos, pues ya no sé qué nos van a dejar "vivo".

Quizás ese afán nos haga humanos, siempre que no nos adentremos en la soberbía, claro.

Besos

Ananda Nilayán dijo...

Querida Marisa, este poema lleno de reflexión está escrito desde un corazón noble, no hay duda. Tus ojos están abiertos y sabes entregar en preciosos versos esencias del camino hacia la humanidad.
Te felicito, por el poema y por tu "fondo".

Un beso con cariño *

Jorge Torres Daudet dijo...

Vaya metáforas bonitas para decir lo que somos, un calendario de barro! como decía Ángel Gonzalez, nada!
Besos.

Adolfo Payés dijo...

Recibir así la mañana del viernes.. aproximándonos al fin de semana.. es hermoso leerte..con tan reflexivo por,a

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que pases un bello fin de semana..

Ana Galindo dijo...

Qué bello. Poético y reflexivo. Envolvente.

Besos

Fibonacci dijo...

Bonita reflexion, me ha encantado...no somos nada...joe...un saludo

latrís dijo...

Es que si admitiéramos lo diminutos que somos, otro gallo nos cantara en muchos casos...
Un besote y buen fin de semana Marisa!!

Sir Bran dijo...

Claro que sí Marisa, hay algo que vuelve este proceso de vivir, tremendamente especial, y debemos seguir confiando en ser capaces de tener a la salud de nuestra mano y favor.
Somos demasiado frágiles, es cierto, pero esa particularidad debe enseñarnos muchísimas cosas.
Besiños y esperanzas... para ti.

Paloma Corrales dijo...

Equilibristas en esa cuerda floja, que es la vida... y aún así, ciertamente, únicos y probablemente irrepetibles.

Un placer, Marisa.

Besos.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Con palabras sencillas plasmas la verdad de la vida. Vamos, digo yo.

Un abrazo

Sneyder dijo...

Un poema para la reflexión, nos habla de cómo somos dentro de nuestra fragilidad.

…somos un calendario prestado
soltando las hojas del tiempo…

Un placer leerte.

bixen dijo...

A las burbujas de jabón en el aire, generalmente, las explota una mota de polvo. No por impacto, sino por tratar de envolverla.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Pompas que se lleva el viento... donde irán?


Saludos y un abrazo.

Mai Puvin dijo...

...y bien vale el intento. Aunque sea una utopía... nos mantiene vivas!

Un abrazo enorme!

Amig@mi@ dijo...

Ya lo decía mi bisabuelo el poeta Pedro Jiménez de Castro hablando de la cerámica:
Oficio noble y bizarro,
entre todos el primero.
Pues en las artes del barro,
Dios fue el primer alfarero,
y el hombre el primer cacharro.
Un abrazo

Charo Bustos Cruz dijo...

Un poema muy filosófico y hermoso, me ha gustado mucho.

Besos☺

El Drac dijo...

Es nuestra alma; esos 21 gramos que se esfuman cuando morimos; eso que creemos nos hace inmortales. Un gran abrazo

Nacida en África dijo...

Mi querida Marisa: Y ese algo, para mí el alma, es lo que nos hace siempre eternos. Es una reflexión preciosa, Marisa.

Brisas y besos.

P.D/ Espero que tu marido esté completamente recuperado. Mis besos son para los dos.

Maria Varu dijo...

somos como la suma de los opuestos, algo nimio y algo inalcanzable, el momento palpable y el instante inalcanzable ... y entre oposiciones nos pasan los días... pero siempre algo único nos trasciende
siempre bellos tus versos :)

besiños Marisa

Eva Magallanes dijo...

Ese algo es lo innombrable, es lo que se niega a la palabra y que, sin embargo, le otorga su búsqueda y su sentido.
"La nimiedad puede matarnos", así es, somos tan frágiles y, a la vez, si aprendemos a sintonizar con ese "algo" interior, descubrimos una potente fortaleza.
Mi cariño y mi alegría por sentirte cerca!

JAVIER AKERMAN dijo...

... De lo humano al infinito nos hace volver a Ser.
Gracias por este hermoso y trascendente poema.
Un abrazo.

Otra vez a viajar al olvido dijo...

muy muy lindo...

Narci dijo...

Somos calendarios prestados soltando las hojas al viento, y quizá una de esas hojas logre atrapar entre las manos un pequeño mundo que nos integre y nos ayude a SER.

Besos

Emilio dijo...

Me ha gustado mucho, Marisa, especialmente el final del poema.

Siempre hay algo en el alma humana que trasciende.

Abrazos y besos.

Laura Caro dijo...

En estos momentos, Xanela, de pérdida y ausencia, toman especial sentido estas palabras tuyas.
Gracias por compartir.
Un abrazo enorme.

Ximena Minaya dijo...

Tan hermoso y tan cierto... Gracias por compartirlo.