martes, 12 de octubre de 2010

Sin voz ni voto




Ayer te encontré
con mohín cansado
con mirada baja,
alargas la mano

moneda que doy
no resuelve nada

hoy el mismo encuentro
la misma mirada,
sin voz y sin voto

se alarga el silencio
vacía tu mano.




31 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Pena nos da ver... estas tristes miserias, una moneda no hace nada...lo sabemos, pero en ese momento puede que si.
Bella entrada Marisa.

Un beso y feliz día de la Hispanidad.

TriniReina dijo...

Algunas monedas más y muchos corazones buenos necesita él para poner voz y voto a su existencia.

Besos

Alma naif dijo...

Y si al menos esas monedas calmaran sus corazones desiertos... pero no creo que asi sea!!!
Creo que ellos necesitan mucho mas de nosotros...
Ojala cambiaran muchas cosas... rezo por ello siempre!!!
Mil besos Marisa, buena semana para ti!!!

andres lopez villar dijo...

Admiro tus creaciones literarias
Ahora me empiezo a dar cuenta del valor de tu alma
Que no describes tristezas, que sientes a los demás que te mimetizas no para engañar sino para vivir porque vives sintiendo al otro , heRmosisima reflexión ¡como transmites dulces sentimientos!
empezaremos todos a extenderla mano no pARA recibir una moneda , solo para ser objeto de tu dulce mirada
UN BESO

Ananda Nilayán dijo...

Qué pena y qué injusticia.
Hermosos versos, Marisa, ojalá lleguen lejos y toquen corazones duros como piedras.

Un abrazo

Noray dijo...

Sí, se alarga el silencio
pero rebosante de rabia.


Nosotros sí tenemos voz y voto.
Es nuestra obligación intentar cambiar esta cruel injusticia.



Un fuerte abrazo.

Fernando dijo...

¡Terrible, pero cierto! ¿Cómo pueden ocurrir estas cosas? ¿No hay nadie que sea capaz de llevársela a su casa y compartir hogar y comida? No, claro, todo lo que hacemos es sentir conpasión e incluso nos repugna echar una moneda en su mano. Así, ¿qué vamos a esperar en nuestra vida futura?. Un abrazo ab imo pectore.

Quino dijo...

Un tema que se padece, desde tiempos muy remotos. Lo peor de todo es cuando pasamos indeferentes ante estas cuestiones y nos convertimos en seres totalmente autónomos. En vez de ser solidarios. Creo que... aqui apuntas muchas cosas, pero sobre todo... es una llamada desde tu alma a las personas humanistas y humanitarias.

Alma Mateos Taborda dijo...

Conmovedor e impecable poema. Un tema tan doloroso como real. ¡Brillante trabajo! Un abrazo.
Te invito a seguir Alas azules.

Rosario dijo...

Es tremendo¡¡solo puedo decir lo mismo que tus amigos del blog, qué pena y cuanta compasión, pero... ¿qué hacer?...
Muchas felicidades, te lo digo al oido, que nadie se entere.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Ayer, hoy y, por desgracia, siempre. Gracias, Marisa, por hacer que me ponga al mismo tiempo en "mi" lugar y en "su" lugar. Tu poema da mucho que pensar y que cambiar. Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ay de los que pasan abrigados por la vida dejando una mirada "superior" en la mano del mendigo.

Bicos, Marisiña

merce dijo...

Me gusta la imagen...!!!
Me gustan tus palabras ...hoy sí ¿ y mañana que?


Un abrazo Marisa.

irene dijo...

Un precioso poema, Marisa, muy duro, muy triste, pero real y muy bello. Es muy injusta la vida.
La foto no puede ser más explícita.
Bicos.

Deseo dijo...

Es un bucle en la existencia de la raza humana.

Pero no me acostumbrare nunca.

Amig@mi@ dijo...

A veces una simple mirada de cariño hace más que el dinero, pero, sólo a veces...
Triste imagen nos dejas hoy.

Bolboreteira dijo...

La moneda vale de poco tal vez, pero lo que si vale es la intención con qué se da.
Besitos

Concursos Literarios. dijo...

Hola Marisa, queremos invitarte a que te pases por nuestra página y participes en nuestro primer concurso de poesía para blogueros/as, bien sea como concursante o para votar los poemas de los que se presentan.
Como talento no te falta esperamos que sea como concursante.

Besos.

mar dijo...

Triste vida estar mendigando una moneda con la mirada perdida en un incierto futuro.
Una moneda no es nada pero puede albergar esperanza en un momento determinado
Un beso de Mar

De cenizas dijo...

Esa mano está menos vacía que los corazones de los que la han llevado hasta ahí...


besos

Silvia Meishi dijo...

Es una poema preciosos. Tus palabras expresan muy bien lo que se siente al dejar una moneda en una mano cuya fortuna no ha pasado por su persona.

Un abrazo

Ashia dijo...

No, Marisa, no resuelve nada, aunque pongas toda tu ternura en ello, nosotros si tenemos voto, si no es para llenarla del todo, por lo menos que no le falte su dignidad como persona.

Besos y un fuerte abrazo

Alís dijo...

Y mañana será el mismo encuentro... su mano seguirá vacía mientras nuestros corazones no se llenen lo suficiente para evitarlo.

Muy buen poema

Besos

María Bote dijo...

Bellos verso que, además, denuncian la injusticia de la pobreza, amiga.
Monedas de amor y solidaridad, necesita, en su busca alarga la mano... ¿sabremos responder?

Besos. María.

Rosa María dijo...

Siempre se me hizo doloroso ver a personas que te piden limosna, pero los tiempos han cambiado tanto, que algunos ya tienen la tarifa establecida y si bajas de ella, te reprochan la mala fortuna que has tenido con aportar tan poco...
Un biquiño Marisiña.

Gabiprog dijo...

A la vuelta de la esquina
la vida dibuja otros esbozos,
no suelen ser de acuarela,
el carboncillo traza y mancha,
a veces demasiado oscuro.


Un abrazo

fonsilleda dijo...

No soluciona nada pero ¿cómo vas a pasar y no extender tu mano?
Bicos.

Sneyder dijo...

No tienen futuro, en su mirada silencio nos tienden la mano…y unas monedas es lo que les damos.
Detrás de cada persona que pide hay tristeza y dolor.

Lo malo de estas situaciones es que unos tienden la mano por necesidad y otros son obligados a recaudar una tarifa…

Emotiva entrada un beso Xanela.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Marisa: ¡Cuánto hace pensar este poema! Cuidemos a esos que tienden la mano sin voz ni voto. Un beso

Marinel dijo...

Es tristísima esa visión diaria de la pobreza,el desamparo y el futuro nada halagüeño para esa y otras muchas manos...
Como siempre,genial.
Otro beso.

Yessen dijo...

ellos son el resultado de nuestra conciencia colectiva , y mas aun que consecuencia son motivo.