miércoles, 22 de septiembre de 2010

Néctar de silencio





Es el hogar alejado
de los ruídos del hombre
el que satisface mi silencio

al frescor de la mañana
tan dulce es el aliento
como el néctar
que me ofrece la higuera

la mirada sigue al pájaro
en su vuelo
sobre este mar reposado
sobre este azul espejo.



50 comentarios:

Susi DelaTorre dijo...

Un hogar (gran palabra, estupendo refugio) alejado de los ruidos...
Una mirada que encuentra sosiego.


Es tu poema el que ofrece calma
con gesto amable.

Marisa, un abrazo enorme!

De cenizas dijo...

Néctar dulce y azul de las las abejas del viento... el silencio.

besos

Ananda Nilayán dijo...

Eso es vida...
Dichosa la persona que puede vivirla así.

Poesía, Marisa, eres poesía.

Un beso

MORGANA dijo...

Ese maravilloso hogar es el que todos quisiéramos encontrar.
Besos Marisa.

Ashia dijo...

Bonito el hogar donde se siente el silencio, dulce la higuera que sacia con su néctar tus momentos, precioso pájaro que te hace volar mar adentro.

Muchos besos, Marisa

Jorge Cima de Vila dijo...

Me recuerda al hogar de la niñez, ese hogar que pierdes una vez para siempre y luego recuerdas como el mejor hogar y tiempo de tu vida. Sueño ese hogar cada noche :D

Chousa da Alcandra dijo...

Se o paxaro levase tapóns nas orellas...evoca calma...

Alma naif dijo...

Muchas veces me quedé pensando en tus letras...
O vives muy cerca de la naturaleza o la amas demasiado para que surjan tan bonitos versos Marisa!!!
De verdad me da paz, me siento como un ave surcando ese mar calmo en esta, tu casa!!!
Besos cielo!!!

andres lopez villar dijo...

En un mar y un Cielo igual de azules que se besan,los describes con un fantástico poema.
Precioso Marisa .
Un beso

Noray dijo...

Eso es el océano para mí:

néctar de silencio
donde crece la palabra.



Un fuerte abrazo.


PS: Gracias por la generosidad de compartir versos y cena.

Sneyder dijo...

En ese silencio tan dulce es donde la palabra se hace poesía de tu mano.

Un beso

fonsilleda dijo...

Yo encuentro muchas veces mi hogar en el silencio.
No precisamente en la ausencia de ruido alguno sino en la mirada concentrada hacia dentro, hacia ti mismo, hacia todo.
Siguiendo al pájaro en su vuelo...
Bicos.

Terly dijo...

Ese hogar alejado de los ruidos del hombre es el que, aunque en sueños, quisiera yo alcanzar pero lo persigo con insistencia y se me escapa de entre las manos como un pez recien sacado del agua.
Precioso poema, Marisa, todo un sueño a conseguir.
Un beso.

Roberto Esmoris Lara dijo...

despojado de palabras,
"minimalista", esencial como el arte oriental. Se respira tu poesía y llega a los oídos como el zumbido del sol.

Bicos, Marisiña

TriniReina dijo...

Ahí, no me cabe dudas, el silencio suena mejor...

Besos

Felix Casanova dijo...

Marisa...

¿se puede pedir más? ¿Es el que ves tras tu ventana? De ser así considerate una afortunada. Una delicia de letras, amiga.

Un beso

Amelia Díaz dijo...

Jooo, Marisa...es hermosísimo...

Un beso, guapa.

(Ahora te envío fotos de nuestro encuentro)

Narci dijo...

Silencio infinito donde el alma se funde con el aroma y el canto de la vida: rumor de olas en tus versos, batir de alas en tu poema, paz en la mirada que se entrega a tus palabras.

Besos

El ave peregrina dijo...

Hermoso vuelo lleva el ave entre la paz del cielo y el mar . Bella entrada.

Un abrazo Marisa.

Bolboreteira dijo...

Qué momentos de paz en la naturaleza y con ese silencio.
Besotes!

DIÁDOCO dijo...

Vengo de Piano huérfano y me encuentro con tu silencio. Sosiego, paz, vivencia.Es lo mejor para nosotros con nuestras reflexiones.Los hijos ahora son néctar de la madre Natura y están de rechupete.El otoño ha comenzado, nos trae los vuelos de muchas aves que intentan llegar a sus destinos de invierno, ¡Qué sabios son estos seres vivos!¿Qué le pasará al hmbre tan rutinario ?Sigamos las bandadas y sus estelas, por el Estrecho emigran muchas especies. Me gusta esas pequeñas cosas, se dignifican la forma de tratarlas. Espero pases a visitarme. Un abrazo otoñal siguiendo los atractivos vuelos

merce dijo...

Esta es la bendita gracia, donde todo es posible, tu lo ves, lo sientes, le dás forma, lo vives y lo compartes.

Maravillosa formula magistral de vida en calma.


Un abrazo grande, si me es posible mañana en presencia fisica...si nó en la próxima.

Amig@mi@ dijo...

No sé porque me parece que hemos coincidido.
El hogar... Algo imprescindible.
Un abrazo

latrís dijo...

Qué gusto cuando nuestro hogar es remanso de paz!
Precioso, Marisa
Un besote

Alma Mateos Taborda dijo...

Hermoso lugar donde se disfruta la vida en armoniosa calma. Excelente trabajo, muy bien logrado. Un abrazo.

Eva Magallanes dijo...

Ese silencio que habla, que habla silente en la unión perfecta de nuestra interioridad y el infinito océano de la existencia.
Que las demandas de la vida no nos quiten el néctar ¿verdad?

María Bote dijo...

versos preciosos que sólo puede crear un alma sensible como la tuya, querida Marisa.
Te solazas en la quietud, el silencio, a la vista de ese mágico e inmenso espejo azul que envuelve la tierra.
Me ha gustado mucho el poema, amiga.
Besos. María.

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Marisa: leo y releo tu poesía porque he sentido al hacerlo que iba adquiriendo la calma que esta noche necesito. Tienes la facultad de ser exacta en la medida de las palabras. Me gusta por la apacibilidad que derrama. Un beso

Sentimientos! dijo...

Hola
un placer leerte en esta noche.
Tus palabras son un encanto.
Si gustas pasarte estas invitada siempre.

saludos

Sentimientos! dijo...

Hola
un placer leerte en esta noche.
Tus palabras son un encanto.
Si gustas pasarte estas invitada siempre.

saludos

Alís dijo...

El mar reposado, el aroma de la higuera, el silencio... es más que un hogar, es un paraíso.

Tienes un don para transmitir serenidad.

Biquiños

Sir Bran dijo...

No me cabe la menor duda de que tu hogar tiene cualidades que proporcionan a sus habitantes esencias y vistas de pura salud.
Es entonces justo y necesario este poema tan tuyo... y tan bonito.
Besiños.

DEMOFILA dijo...

Un poema relajante, el silencio en el hogar, la soledad consentida y no obligada, el pájaro en la ventana, su trinar, el ruido del mar, todo eso está encerrado en tu bella poesía y se puede vislumbrar al leerla.
Hola, dando una vuelta me he encontrado con tu blog y con tu bonita entrada, me he alegrado de ello porque así lo he conocido, volveré a visitarte.
Un saludo de una bloguera de Marbella.

Adriana Alba dijo...

Tus letras como un espejo bañado en miel.

Bello Xanela.

abrazos.

bixen dijo...

Bien sabes que el higo no es fruto, sino una flor.
La mar sólo puede ser azul con mucha luz y sin cambios ostensibles de presión sobre su cielo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Muchas veces, no queda nada que decir, por que todo se dice de otra manera.

Saludos y un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Bella y profunda inspiracion,
un placer pasar a leerte.

Feliz fin de semana.
un abrazo.

Mery Larrinua dijo...

Paz y armonia!
un beso

http://luzdelcorazon-mlarrinua.blogspot.com/2010/09/ii-encuentro-literario-intl-luz-del.html

Mai Puvin dijo...

Una belleza, Marisa... da mucha paz!

Abrazos y buen fin de semana!

Alicia María Abatilli dijo...

Hola, Marisa
Esa búsqueda de tu mirada y del vuelo, libertad y cielo.
Abrazos.
Alicia

Conchi dijo...

Es curioso Marisa, ambas hemos hablado al silencio, ¿será que el otoño invita a la rflexión?
Un abrazo

aniki dijo...

Es un lindo poema. La soledad y la ausencia, a veces, son necesarias.

Besossss.

Gabiprog dijo...

El silencio abraza,
aliento y corazón.
Quietud…
El horizonte…
Cada vez más cerca.





un abrazo

Juan José Romero M-E. dijo...

Este néctar de silencio ha endulzado los silencios míos, querida Marisa.
Un beso nostálgico, también para tu hija.

mipequeñomundo dijo...

Marisa:

Bellos versos sobre ese dulce silencio que nos permite disfrutar de la naturalez en su plenitud.Contemplar es aquietar el alma.

Un abrazo cariñoso para ti.Rayén
Cuando puedas pasa por mi rinconcito hay algo para ti.

poetapijo dijo...

¡Y yo cada vez que me despierto me choco con el Tribunal Constitucional!

¡Qué envidia!


Un abrazo

Terly dijo...

.
Comunicado a todos mis contactos:

COMUNICADO GRUPO POÉTICO "ZEROART"

http://extremeoencatalua.blogspot.com/

Enrique Rojas Guzmán dijo...

El silencio, complice de buenos y malos momentos.
Y relajante.

Un saludo

Marinel dijo...

Es en su inmensidad,ese hogar en calma donde refugiarse de ruidos mundanos.
Dejar que el corazón vuele al compás de los pájaros del mar es algo inigualable.
Un beso,Marisa.

irene dijo...

Dibujas un hogar idílico, dan ganas de adentrarse en él.
Bicos, Marisa.