domingo, 2 de julio de 2017

Aire





















Pintura
 Pierre-Auguste-Renoir





Estos instantes
nómadas
que no permiten la serena
pausa,
que nos impiden
saborear el aire
que se cuela entre
las rosas,
son tiempo de ausencia.
Cambiará el mundo
cuando toque,
cuando huela
todo el azul y verde
que nos rodea,
entonces…mis  ojos
en tus ojos
sonreirán de nuevo.



12 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Hay ausencias que nos dejan en el limbo.
Precioso poema, querida Marisa, poesía en estado puro.

Besos.

tecla dijo...

Hermoso cuadro y bello poema, Marisa.
Un abrazo.

Navegante dijo...

La pureza de esa imagen tiene su sintonía justo en tus versos.
Bellísimo.
Saludos.

Rosana Marti dijo...

Espero que esos tiempos vuelvan renovados. Besos!!

Adriana Alba dijo...

Que bonito!
Un paisaje ideal...colores puros, naturaleza y aire fresco.
Un fuerte abrazo Marisa.

De barro y luz dijo...

Hay brisas nómadas que no regresan nunca, pero el azul y el verde siempre vuelve a la pupila.

Bss

José Manuel dijo...

Si son de la mano de tan hermosos versos seguro que vuelven, la ausencia será derrotada.

Besos y un fuerte abrazo

Marisa dijo...

Queridos amigos
muchísimas gracias
por acercaros a esta ventana
y comentar
estos humildes versos.

Un abrazo grandísimo.

Jorge Torres Daudet dijo...

Querida Marisa. Ese entonces lo tienes muy cercano, puedes disfrutar de la fragancia de las rosas del verdor de esos prados.
Besos y saludos.

J. R. Infante dijo...

Precioso, Marisa, un abrazo y feliz verano.

Conchi dijo...

Muy hermoso Marisa, siempre es un placer entrar en tu blog.

Besos.

Joaquín Lourido dijo...


Preciso, expresivo y con gran contenido. Me ha encantado, Marisa.
Un placer leerte.

Un fuerte abrazo y buenas tardes.