domingo, 30 de octubre de 2016

Noviembre de todas las almas
















Este silencio
de la rama podada,
este humo de hoguera,
la ceniza,
la nada.
Noviembre de todas
las almas.

Vida y muerte.
Piedra mínima
entre flor y llama.
Diminuto fuego.

Un mundo de paz
para el hombre
y su memoria.























11 comentarios:

Verónica Calvo dijo...

Precioso poema a noviembre, mi mes preferido por cierto, con sus oscuros y recuerdos.

Besos, querida Marisa.

Rosana Marti dijo...

Mi querida amiga que gusto volver a leerte. En Noviembre las sombras de nuestros recuerdos reaparecen en nuestros corazones.

Un inmenso abrazo con mi cariño.

José Manuel dijo...

Entre más sombras que luces almas que llevan el mes de noviembre en sus manos.
Precioso!!

Besos y un fuerte abrazo

Conchi dijo...

Un bello poema para un mes que personalmente es de mi agrado Marisa.

Un abrazo.

tecla dijo...

Tremendamente exquisito y espiritual, Xanela.

De barro y luz dijo...

Este silencio que nos amenaza con acompañarnos eternamente....


Bss

Adriana Alba dijo...

Que bello poema Marisa!
Un sutil encanto, de fuego vivo de armonía celestial, de silencio que no es tal.
un cariñoso abrazo.

Fina Tizón dijo...

Parece que mane tristeza de tus letras, pero no es así, el fondo está lleno de luz, envuelta en un silencio buscado, hermoso...

Me encantó

Un abrazo, Marisa

Fina

tecla dijo...

Es un poema divino, Xanela.

tecla dijo...

Qué lindo escribes, Marisa.

qui sap si... dijo...

En la pedra blanca
del marbre dur,
està escrit el seu nom,
i les dades numèriques
d'una vida encetada i acabada.
Memòries
que juguen entre oblits.
Oblits
que desfan records.
Records
que no tornen de l'ahir.
Ahir,
el dia que comença el passat.
Passat
que treballa la pedra blanca
del marbre dur.