sábado, 24 de enero de 2015

Donde habitamos


















Foto xanela



No olvides
que también el corazón
es ternura enamorada
y crece,
crece en el silencio
de nuestro delirio.

Deja,
deja que el tiempo
se escape
entre los dedos.

Aquí,
en este tibio rincón
donde habitamos.




14 comentarios:

Marisa dijo...

Precioso poema. Me encanta!

Andres Lopez dijo...

¡qUÉ BONITO DEJAR EN COMPAÑÍA QUE EL VIENTO SE ESCAPE ENTRE LOS DEDOS.
Besos
André

Carmen Magia dijo...

Precioso rincón en tus letras...

Muchos besos

De barro y luz dijo...

El tiempo que se deja escurrir entre los dedos cuando se está amando en silencio es bálsamo dorado para el corazón.


Bsss

Ligia dijo...

Precioso tu poema, y buena imagen para acompañarlo. Abrazos

isia gey dijo...

preciosa imagen para acompañar este poema, difícil encontrar una más indicada.

Unslaudo desde la isla

LA ZARZAMORA dijo...

Y sí, en las cosas más sencillas es donde el corazón se siente más feliz y sereno.

Besos, Xanela.

Amando García Nuño dijo...

Aviso, una vez yo dejé que el tiempo se escapara entre los dedos, y no veas como corre ahora, el condenado.
Abrazos, siempre

J. R. Infante dijo...

Esa es una buena señal, no estar pendiente del tiempo, en ningún sentido.
Por lo demás, bello tu poema, Marisa.
Un abrazo

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Marisa. Tus comentarios -y tus poemas- siempre me emocionan.
Un beso desde Madrid.

Adriana Alba dijo...

Hermoso poema!
amar donde habitamos...
Un abrazo querida Marisa, se extrañan tus visitas.

Verónica Calvo dijo...

Aquí y ahora... sentir, dejar que el corazón se expanda.

Precioso poema, querida Marisa.

Besos

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Siempre... en ese presente tenemos la Verdadera Luz.


Un abrazo.
Gracias.

Olga i Carles (http://bellesaharmonia.blogspot.com dijo...

Siempre... en ese presente tenemos la Verdadera Luz.


Un abrazo.
Gracias.