sábado, 15 de noviembre de 2014

Secuestrador de sueños

















 Malsano  el temor
que agobia
que pesa
que provoca una tormenta
en el mar de mi silencio.

Y navega, navega…

Secuestrador  de sueños
que apenas venzo.

Con las manos
a  rebosar de esperanza
pediré prestadas al cielo
estrellas para mí alma.

¡Qué su luz
la dicha expanda!.




Pintura:
Graciela Marmanillo





19 comentarios:

mj dijo...

Las tormentas suelen ser así. Pero pasan como pasa todo, y después viene la tranquilidad.
"Luz", mucha luz Marisa, para todos y todas.
Un beso
mj

Marisa dijo...

Muchísimas gracias M. J.
Tus palabras reconfortan.

Miles de besos

Ligia dijo...

Hay que seguir batallando contra ese secuestrador... Abrazos

Sakkarah Carmen Magia dijo...

Bellísimo...

Me ha encantado lo de las estrellas para el alma...

Muchos besos

Verónica Calvo dijo...

Ese secuestrador es un terrorista en toda regla.
Que la luz se expanda y sosiegue.

Besos, querida Marisa

Andres Lopez dijo...

Malsano ese temor que secuestra sueños, mas alcanzarás las estrellas para la luz de tu alma
Nostálgico y bello poema
Besos
André

De barro y luz dijo...

LLena tus ojos y tu corazón de luz de estrellas y los sueños serán libres.


Bss

LA ZARZAMORA dijo...

Hacia la luz siempre, aunque sepamos lo que nos costará el rescate.

Besos, Xanela.

Nines Díaz Molinero dijo...

Los sueños nos pertenecen, Marisa, ningún secuestrador debe apropiarse de ellos. Seguiremos invocando a la luz como en tu poema.

Un abrazo.

Marinel dijo...

El temor o miedo es capaz de apagar todas las luces, hasta de las estrellas...
No dejes nunca que lo haga.
:)
Besos.

Alicia María Abatilli dijo...

Quizás la calma llegue después de esas tormentas. Que así sea.
Somos muchos los que la ansiamos.
Abrazos.

J. R. Infante dijo...

Que así sea, Marisa, y que la luz de tu inteligencia nos siga regalando poemas tan bellos.
Un abrazo

Katrina dijo...

y es que hay algún temor que no sea mal sano? Todo lo que nos aleja de nuestros sueños es el enemigo.
Han salido preciosas palabras de eso!

Saludos

Escritos en tu nombre dijo...

Tras de cada tormenta, siempre asoma un nuevo sol. Bellas letras, a veces la tristeza inspira más que la alegría. Paz y Bien.

Un abrazo

PEPE LASALA dijo...

¿Secuestrador de sueños? No hay que dejarse, los sueños nos hacen libre. Me ha gustado mucho tu poema Marisa, un abrazo.

Adriana Alba dijo...

Que así sea!

Bellísimo.
Besos Marisa.

José Manuel dijo...

Si dejamos que secuestren nuestros sueños, también se llevan parte de nuestra libertad.

Besos

María Bote dijo...

"Pediré prestadas al cielo, estrellas para mi alma"... Preciosos versos, Marisa.

Felicidades y b esos, amiga mía.

Andrés Sánchez Soto dijo...

Después de realizar un recorrido por tu blog, he quedado gratamente sorprendido, pues la belleza de tus publicaciones lo merecen, por tal motivo, tengo que felicitarte.

Lo seguiré con gran interés.

Enhorabuena y un afectuoso saludo desde Gran Canaria.

Hasta muy pronto.