sábado, 8 de noviembre de 2014

La magia de un beso



















Amanece  un día
frío,
frágil deseo
de cobijo
en la desnudez del  miedo

bajo este cielo plúmbeo,
un estremecimiento
de viento y lluvia
donde es posible la magia

el cálido abrazo
el beso en el párpado,
alas de ternura
que elevan el vuelo.


Pintura: Gustav klimt






10 comentarios:

Andres Lopez dijo...

EN EL CIELO PLÚMBEO PUEDE SUCEDER TODA MAGIA
BESOS
ANDRÉ

De barro y luz dijo...

La magia de la ternura se cobija en los días grises.
Precioso poema.


bss

Fernando dijo...

¡Qué agradable es protegerse de la temperatura elevada y la niebla en el hogar, donde acaso un beso llega hacia nosotros sin darnos cuenta! Preciosa poesía, Marisa.

Jorge Torres Daudet dijo...

En esos días es más difícil abandonar el abrazo de la amada.
Gracias, Marisa.

Lujan Fraix dijo...

Magia pura en cada verso, en cada palabra como tú sabes hacerlo... tan sutilmente.
La pintura es sublime.

Besoooosss

José Manuel dijo...

Es maravilloso cobijarse del frio en la ternura. Precioso!!

Besos

Adriana Alba dijo...

Sin duda mágicos lugares donde viven los besos y los abrazos...pero es en la poesía donde lucen como diamantes.

Pues besos y abrazos diamantinos querida Marisa.

Mery Garabote dijo...

por eso es magia, precioso poema, un beso de arcoiris.

Darilea dijo...

El beso el arma con mejor efecto :)

mj dijo...

Qué será Marisa que añoramos tanto un vuelo que nos eleve.
Precioso y sensible como siempre
Un abrazo inmenso y en el viento nos encotramos para que nos suba a las altas nubes y desde allí contemplar...
mj