lunes, 10 de febrero de 2014

Ciclogénesis



 














Un río de tambores
sobre las tejas
hacen que la mañana
se oville

entre mis sábanas,
se resiste
a la tremenda vorágine
de agua y viento.

Llueve sobre la luz

El cielo
es un vértigo oscuro
que desea expulsar
de sus entrañas
tanto desconcierto.

Anhela
volver al azul,
y al nuevo resplandor
del huerto.




 

17 comentarios:

Julito Chés dijo...

Como metáfora de la situación social en este país es impactante.
A ver si expulsamos de una vez tanto caos y volvemos al huerto de toda la vida.

andré de ártabro dijo...

Que bien describes los sentimientos que tanto temporal inspira.
Besos
André

Amig@mi@ dijo...

ASí leído con tus bonitas palabras hasta se ve de otro modo. La verdad es que no sé si es más fiera la tormenta de dentro o la de fuera...
Un abrazo

De barro y luz dijo...

Maravillosa sensación la de ovillarse en la cama mientras el cielo se desploma.

Bss

Ligia dijo...

A mí también me gusta lo de ovillarse en la cama... Abrazos

Luján Fraix dijo...

Entre tanto desconcierto el azul es como el color de la esperanza...
Preciosas metáforas para mostrar tan sutilmente las borrascas de la vida.
Besos

Amando García Nuño dijo...

Bueno, pues mientra vuelve al azul, quédate entre las sábanas. Es la introgénesis defensiva.
Abrazos, siempre

Arruillo dijo...

Con días así se agradece mucho más la llegada del nítido azul.
Lo cantas muy bien, Marisa.
Besos

Nines Díaz Molinero dijo...


Hermosa descripción de ese río de tambores que ovilla la mañana, Xanela.

Un beso

Jorge Torres Daudet dijo...

Como me suenan estos versos a tu Galicia! también esos tambores. Vendrá un bella primavera. Cantaran los arroyos en la tierra de Rosalia, y tuya.
Besos.

TriniReina dijo...

Anhelo de cielos azules. De aire en calma. De sol...

Leyendo tu poema los grises se nos hacen menos duros.

Besos

Narci M. Ventanas dijo...

Lo agustito que se está en la cama los días de lluvia, una delicia escuchar la lluvia y el viento golpeando los cristales mientras las sábanas arropan nuestros sueños y duermevelas.

Besos

José Manuel dijo...

Tus versos suavizan los efectos del temporal, e invitan a refugiarse entre las sábanas.

Besos

isia gey dijo...

Bonita forma de expresar los sentimientos que transmite el duro invierno que atraviesa Galicia.

Un saludo desde la isla

María Bote dijo...

Preciosos versos, querida Marisa, para describir lo terrible de tanto temporal, amiga.

Un gusto poder volver a leerte. Un abrazo grande.

Verónica Calvo dijo...

La naturaleza y sus vertientes, querida Marisa.

Te ha inspirado bien.
Hermoso poema.

Besos

LA ZARZAMORA dijo...

Ovillarse frente al temporal, y dejar que un nuevo cielo despejado nos alumbre aunque incierto, un recién nacido horizonte.
Besos, Xanela.