lunes, 1 de julio de 2013

La nada


 













(Salvador Dalí)





Eso es lo que somos,
la nada misma
que deambula en la escalera,
boca ávida de oxígeno
que respira
en las cosas pequeñas,
pupila que persigue
el azul
y se estrella
contra los párpados

todo vacío,
todo herrumbre
desde el alero de la tierra

no hay escapatoria
para el yo
que no existe

es un credo infinito
el que sustenta
la esfera 
de mi silencio.










19 comentarios:

andré de ártabro dijo...

En la esfera de tu silencio estás tú como un canto al alero de la tierra en esa tu pupila que encierra el cielo de tu azul
Hermoso poema Marisa.
Besos.

TriniReina dijo...

Caer en ese silencio no es estar perdido en la nada. Es algo así como hibernar en ese estado hasta que el sol de la palabra nos despierte.

Hermoso

Besos

Amando García Nuño dijo...

Ser todo herrumbre, sin escapatoria para ese estúpido yo. No está mal como filosofía del ser.
Abracitos

Marinel dijo...

Somos eso Marisa y eso es tanto,tanto, que hasta nuestro silencio forma un todo,un complemento perfecto para toda esa nada que nos compone.
Besos.

Juglar dijo...

El silencio también nos nutre y nos da la fortalece para seguir caminando, siguiendo nuestra luz interior.
¡Y cada uno tiene la suya!
Cariños varios, Marisa!

Luján Fraix dijo...

Gracias por el mensaje de amor que me has enviado por este momento que estoy pasando, algunos lo pueden tomar como una exageración de mi parte pero yo soy así muy sensible con los animales, con los seres humanos, con todo aquello que me rodea y a lo que me aferro mucho porque siempre tuve poco afecto, una familia chica.

Desde ya no tengo palabras para agradecer tanto cariño, no podía leer los mensajes porque lloraba aún más, tampoco podía ver las imágenes que había subido y las palabras que yo misma le había dedicado a mi adorada gatita. Es que fue muy fuerte para mi todo esto. No sé... debe ser porque estoy en otra etapa de mi vida.

Te dejo un beso enorme y todo mi cariño, gracias, gracias... un abrazo tan grande como un cielo para ti.

Cariños enormes.

Fernando dijo...

Marisa, amiga, poeta: sólo sé que no soy nada. ¡Qué puedo hacer! Un saludo cordial.

Adriana Alba dijo...

Tus letras derrumban silencios, tus palabras son peldaños hacia el cielo de los versos.
Un abrazo querida Marisa.

Narci M. Ventanas dijo...

To be or not to be. That is the question.

A veces sólo llegamos a ser cuando escribimos, aunque escribamos sobre esa nada que somos en el universo del tiempo y del espacio, porque miesntras escribimos pronunciamos el credo de los silencios, y dejamos constancia del propio existir.

Bellos versos e intensas imágenes. Me has tocado las entretelas.

Besos

José Manuel dijo...

Y el silencio puede llegar a ser todo o nada...

Besos

De barro y luz dijo...

El yo que no existe no teme al vacío.... es el secreto de la ataraxia.


Bss

Antonio Porpetta dijo...

Gracias por tu comentario.
Hay silencios henchidos de música y de palabras... Hemos de aprender a escuchar el silencio.

JOSH NOJERROT dijo...

No somos nada y todo lo somos o eso nos gustaría creer, la brisa despierta nuestros instintos, el silencio acaba organizando el peor de los estallidos y seguimos inventando, imaginando,siendo sin ser, nada..

isia dijo...

A veces nos sentimos vacios, como si no hubiese nada que nos puediese hacer sentir, por eso nos creemos nada. Perdemos nuestros sueños, nuestra confianza y finalmente la esperanza. Pero si bien no somos nada dentro del gran universo, somos mucho y podemos hacer mucho donde ponemos el dedo. Solo hay que buscar el camino y encontrar nuestro destino.

Me ha gustado mucho el tema aunque me transmite tristeza, y espero que no te dure ;) un saludo desde mi isla

©Laura Caro dijo...

Pero a pesar de eso, la vida merece la pena...¿ no?

Te quiero, Xanelita!!

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, Marisa, por tu comentario-poema. Feliz verano y un beso desde Madrid.

Soledad Enelpiano dijo...

Hace tiempo pensé en que éramos "nada", con el tiempo me di cuenta que realmente la palabra "nada" era la que no existía, pues todo lo que genera raíces es todo, una poesía, tú poesía tiene el arraigo de la existencia y el color de la sangre.

Un fuerte beso

Soledad Enelpiano dijo...

Hace tiempo pensé en que éramos "nada", con el tiempo me di cuenta que realmente la palabra "nada" era la que no existía, pues todo lo que genera raíces es todo, una poesía, tú poesía tiene el arraigo de la existencia y el color de la sangre.

Un fuerte beso

LA ZARZAMORA dijo...

Cuando el vacío se instala, las sombras hacen nido en el presente.

Besos, Xanela.