domingo, 14 de abril de 2013

Insomne
















 (Ariadne) John William Waterhouse





¡Ah!, ese terco sueño

¿por qué
no llega ?

su andadura ingrávida
mi hálito no alcanza

torpe este cuerpo
que a la oscura noche
no se aclimata

en el desvelo
las horas pesan,
caminan lentas... muy lentas
por mis pestañas

llega la aurora,
luces cansadas 

sobre la almohada





17 comentarios:

Verso a beso dijo...

Quizás sea porque hay más vida en el deseo de alcanzarlo que en la meta misma. Pero cualquier amanecer, al despertar...



Bss

Marinel dijo...

Son las noches de insomnio pasajeras del tranvía donde los pensamientos viajan incansables.
El valor del amanecer, es entonces cuando se alcanza todo su valor.
:)
Besos.

Saudades8 dijo...

Las noches para algunos seres son los momentos para vivir, para sentir, en esos silencios que nos rodean es cuando nos subimos a una nube y damos rienda suelta a los sentimientos.

Besos,

Sir Bran dijo...

Cada desvelo tiene su peuqeña razón, quizá el tuyo se haya convertido en pura literatura.
Besiños.

Carver dijo...

Ese sueño que se apodera hasta de los sueños y su andadura se hace terca cuando quiere...

Ana Galindo dijo...

Momento de desesperación e inspiración. Pero siempre de poesía a tu lado.
Besos

TriniReina dijo...

Es que hay noches en que el sueño de nosotros se burla y nos deja temblando en el insomnio.

Muy hermoso

besos

Narci M. Ventanas dijo...

Qué desvalidos nos deja Morfeo cuando se niega a abrazarnos.

Besos

El pequeño Richard dijo...

El poema anterior, El cero que nadie quiere, a mi entender encierra una dura crítica a los sociatas, y se ve muy claro al final del poema. Quiero yo también contribuir, aunque de forma menos velada que la poetisa de esta página:

Cojamos a los sociatas
y unidos a los peperos,
llenemos una fragata
¡y a surcar el mundo entero!

Es una broma, espero no se moleste nadie, sobre todo la dueña del blog.


María Bote dijo...

Muy bellos y sugerentes versos, querida Marisa, en su brevedad, pleno de imágenes armónicas.

Un gusto leerte. Besos. María

José Manuel dijo...

El insomnio se aprovecha de los momentos en que nuestra mente se rodea de inquietudes.

Besos

Amig@mi@ dijo...

Ya somos, dos, amiga. Si estuvieramos más cerca podríamos juntarnos y contarnos nuestras penas.
Un abrazo

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Buen poema Marisa, tengo la suerte de dormir como un saco, pero en ocasiones los problemas me hacen perder algo de sueño, hasta que digo; Cecilia, a dormir. Y me duermo en paz.
Gracias
Mi beso de ternura no te falte nunca
Sor.Cecilia

Elcio dijo...

Estive ausente, parei de postar, contudo, volto aos poemas.
Ler seus poemas é sempre muito prazeroso.

Estarei por aqui mais vezes ok

Bjs

Verónica C. dijo...

Querida Marisa, un placer regresar y encontrar este poema.
Es una delicia. Te felicito.

Hasta pronto, un beso :)

Adriana Alba dijo...

Hermosos versos Marisa.
A veces Morfeo se niega abrazarnos.
Besos muchos.

Rosa María dijo...

Ese insonnio que nos poetizas, es la forma más bella de despertar y dar un giro en la positividad entreolazando las ilusiones en la escalera de peldaños ascendentes a la nube del amor.
Un abraciño,
Rosa María Milleiro