jueves, 22 de noviembre de 2012

Colores de entretiempo

( Foto Bel)




 ¡Ah! el otoño
de entretiempo,
que no es verano
que no es invierno
que al igual
que tú y yo
tiene un poco de todo

ayer alma en la niebla
hoy cálida ternura,
ayer paisaje de un ocaso
hoy luz del amanecer

y así seguimos...
oscilando
en los colores
de la cuerda floja.





21 comentarios:

Verónica C. dijo...

Y en esa cuerda floja, nuestro frágil equilibrio.

Bella foto la de Bel que junto a tu poema lleno de arte hacen un bonito conjunto.

Besos

Soledad Enelpiano dijo...

Este otoño que no entendemos.
Todo el poema desliza una realidad.
Este otoño sin pasos fijos que nos tiene en un hilo.

Es siempre un placer leerte, Marisa, dejas una gran calidez en tus versos.

Mil besos.

Pd/ estaré un tiempo alejada del blog.

Juglar dijo...

Sí, tus versos son muy especiales.
Destilan ternura y sentimiento y fuerza interior. Mucha.
...Y la cuerda floja tiene su encanto, siempre que no perdamos el equilibrio.
Cariños varios a repartir, Marisa.

TriniReina dijo...

Tal como el otoño, nosotros. Nosotros y nuestros vaivenes...

Hermoso a más no poder

besos

José Manuel dijo...

Hoy y ayer, ayer y hoy, el difícil equilibrio que nos trae el otoño.
Un precioso poema con todos los colores del sentimiento.

Besos

Noris Marcia dijo...

Que bello tu poema, Marisa, lleno de musicalidad e imaginacion. Me ha gustado muchisimo tus colores de invierno y verano.
Un abrazo,

Amig@mi@ dijo...

Preciosos colores los que nos regala. A mí es que me encantaaaaa
Un besote

Ligia dijo...

Y que sea por mucho tiempo esa cuerda donde todos intentamos mantener el equilibrio entre los colores que nos ofrece la vida... Abrazos

MORGANA dijo...

Me encanta el otoño y más tu poema pintado con esos maravillosos colores,Marisa.
En la cuertda floja hacemos equilibrios para no perder el norte.
Besitos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Y si sólo hubiese primavera
qué ansias de invierno
vida que oscila entre la hoja que cae
y la que brota en la rama
Y tu dulce poesía, Marisa,
que enciende luces del alma
Abrazo, amiga querida

Sir Bran dijo...

Y son esos colores, los que representan perfectamente
a los sentires que entran en el frío,
poco a poco... pero certeramente.

El otoño tiene color de nostalgia.

Besiños.

La Solateras dijo...

Así estamos siempre, navegando entre dos agus. O más.

Muchos besos.

Luján Fraix dijo...

LINDA CONJUNCIÓN DE COLORES Y SENTIMIENTOS Y ESA CUERDA FLOJA, LA ARMONÍA QUE DEPENDE DE NOSOTROS MISMOS.
UN BESITO

mj dijo...

Acaso la vida no sea ese oscilamiento?
Somos naturaleza y como ella nos movemos, con sus ciclos eternos.

Precioso Marisa, sensibilidad en estado puro.
Un beso grande amiga mía

JOSH NOJERROT dijo...

Vaivenes que acostumbran a instalarse a nuestro alrededor, somo si fueran parte contratante del todo por el todo y no es malo, al contrario, es bueno, muy bueno poder salvar obstáculos como disfrutar de aquello que nos sigue manteniendo al lado de la persona amada...abrazzzusss

María Bote dijo...

Lo expresas muy bien poéticamente, querida Marisa. Todos nosotros, la vida misma, siempre es oscilante. Buen poema, amiga.

Besos de buenas noches. María

Antoni Barnils dijo...

Por qué será que es la época que más me gusta. Y es así por la variedad de tonos coloridos, junto la primavera son mi espejo... quiero ser un surtido de sueños, ilusiones y vivencias.

besos

adolfo payés dijo...

El otoño por aquí quema de frio..
Bello tu poema..
Un placer leerte siempre amiga..




Aunque mi ausencia escrita sea notoria en comentarios...

un abrazo
Saludos fraternos..

Nines Díaz dijo...


A mi también se me antoja el otoño "cálida ternura" como tan bien transmite tu poema.

Un beso.

Narci M. Ventanas dijo...

Siempre es mejor oscilar que caer al abismo, sea cual sea la estación.

Preciosos versos.
Besos

Paula García-Argüelles dijo...

Puede que la cuerda floja sea lo único que nos haga sentir vivos, oscilando...
Muy bonito.

Escarlata. Me quedo por aquí.