viernes, 17 de agosto de 2012

Cansancio



 









Pintura ( Gustav Klimt )





Se agota el día
cansado,
como cansado va
mi pensamiento
mi cuerpo todo,
lo acerco a la vera de tu fuente
ésa que me dio la vida,
mas, no es agua fresca
lo que encuentro…
es tu cansancio
¡madre querida!
un manantial acumulado
que sin darte cuenta,
haces que me lo beba todo.





10 comentarios:

Verónica C. dijo...

Este poema duele mucho querida Marisa.
Y es tremendamente bello a la vez.

Besos

mj dijo...

Estas palabras surgen, nacen, brotan y florecen en tu ser cuando el tiempo de tu mente es perfecto por muy cansados que sean los días que se agotan gota a gota...
Un beso grande

Domingo dijo...

El cansancio, esa consunción progresiva que es la vida, es la marca que van dejando los días bajo nuestros ojos, lo que queda después del ruido y la furia.

La Solateras dijo...

Un hermoso homenaje lleno de gratitud y de ternura.

Un beso

Susi DelaTorre dijo...

Es tan dulce, pero tan arañado...!

Besiños, Marisa!

Gilberto Cervantes dijo...

Yo leo unos versos perfectos, tristes y bellos!

Besos y se feliz!

LA ZARZAMORA dijo...

Y de ese regazo cansado, aún logramos extenuar un último sorbo de vida.

Besos, Xanela.

Adolfo Payés dijo...

La vida, lo cotidiano.. lo has escrito hermoso.. se siente el cansancio en tu poesía..



Un gusto visitarte siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes de este fin de semana..

Ana Galindo dijo...

Yo encuentro en tu poema mucha dulzura, porque también lo hermoso se encuentra en las cosas comunes,en la tarea diaria, siempre que sabemos impregnarlas de cariño.

besos

efe dijo...

Cansancio de un ser muy querido, que se siente y se queda dentro.

Bonitas letras
Saludos.