martes, 17 de mayo de 2011

Cerca de tí

(Bagnante seduta)
PierreAuguste Renoir




Cuando la desmadejada melancolía
con engañosos susurros
pugna por llegar hasta mí
la ahuyento cerca de ti,
al cobijo de tu abrazo
y al calor de tu mirada
anida mi corazón.



20 comentarios:

Nacida en África dijo...

Mi querida Marisa: Cuando nos vemos amenazadas por la melancolía no hay mejor remedio, ni nada que más la haga huir que sentirnos abrazadas en cuerpo y alma por el ser que amamos.

Así, cerca de él siempre.

Ternura y delicadeza.

Brisas y besos.

Malena

Ananda Nilayán dijo...

Nada como la cercanía de otra alma para sabernos al cobijo de las tempestades que a veces nos asolan.
Qué bueno saber que pese a la responsabilidad y compromiso con el interior y su vida, podemos descansar en el otro (sin avasallar, por favor!!!)

Tus poemas son caricias para el alma y cantos de conciencia.

Besos y abrazos

merce dijo...

Ahi en ese bello refugio, donde la certeza habita, despues de tanto, ahora, despues y siempre, en la dulce ternura del Amor cuidado con paciencia y esmero, convertido en el presente, en este silencio que acoje, siente y besa el Alma.


Un abrazo Grande, queridiña Marisa.

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

Al calor de tu mirada anida mi corazón...
¡Muy bonito!
Un abrazo fuerte amiga.

andré de ártabro dijo...

No hay melancolía que se resista , cuando estan los brazos del amado para dar cobijo, la melancolia se torna amor con el fuego de su mirada y el vigor de sus brazos.

Excelente , querida .
Un beso

Amig@mi@ dijo...

Simplemente Marisa, ciérrale la puerta y ábresela al amor.
Un abrazo

Toni Barnils dijo...

Creo haber dejado antes mi comentario, por si se perdió en esta red de palabras y versos añado a ellas...

Que para mi quiero la melancolía, el siempre presente recuerdo en horas de paseos solitarios por el corazon del pasado.

De cenizas dijo...

A ese refugio no llega la melancolía...

besos

ONUBIUS dijo...

Es algo con lo que tenemos que convivir, contrarrestarla implica no dejarse vencer, hay que levantarse si caemos al suelo o volar si hiciera falta...

abrazzzusss

Roberto Esmoris Lara dijo...

hay dulces melancolías en el cobijo
como en la esencia de tu poesía.
Bicos, Marisiña

TriniReina dijo...

Siempre ha de haber alguien en quién depositemos nuestra melancolia para que nos la alivie. Siempre hay alguien, o debería de haberlo...

Besos

Bolboreteira dijo...

Que bonito! Un abrazo o una mirada ahuyentan muchos males.
Besiños!

María Bote dijo...

Bello, querida Marisa. Mas no te fejes invadir por la melancolía, ciérrale la puerta y, abre la ventana de la esperanza, amiga.

Besos. María

OJT dijo...

NO NOS DEJEMOS LLEVAR X LOS SUSURROS.

FRANK RUFFINO dijo...

Amiga Marisa:

Precioso texto amoroso, y la gran pintura ilustra muy bien tu escrito.

Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

Frank.

Alma naif dijo...

Entonces es bueno saber que hay brazos en los cuales refugiarnos...
Que asi sea!!!
Besos mi bella Marisa!!!

Jorge Torres Daudet dijo...

Buen cobijo, Marisa. Refugiarse en él alivia melancolías y nostalgias.
Un beso fuerte.

Carver dijo...

bellísimo...

besos

MAGAH dijo...

Abrazos que curan, que cicatrizan, que cierran heridas!

Gabiprog dijo...

No hay remedio mejor...

El abrazo.