martes, 14 de diciembre de 2010

Cielos púrpura

.
.

.

Yo que en el mar estaba
a hora vespertina
vi que el sol se desangraba
en púrpura agonía,
a la par que la llama
en las aguas se posaba
incendiándolo todo,
mi alma se estremecía
en el mismo color diluída,
mientras nace la noche
se muere el día
para que alumbre la luna.




36 comentarios:

MORGANA dijo...

Bellos colores pintas en tu poema Marisa.Ciertamente hermoso y relajante.
Me gustan muchísimo los amaneceres.
Besos.

fonsilleda dijo...

Maravillosos cielos nuestros, increibles tonos mientras se retira protestando el sol, para que luzca la luna.
Muy bonito Xaneliña.
Bicos.

Narci dijo...

La foto es deliciosa, pero más aún los versos con que tú la describes.

Besos

Gabiprog dijo...

Inicio y fin, y ese instante y lugar donde día y noche se confunden.
Allí arriban tus palabras, aderezando el horizonte. Palabras que regalan colores.
Muy hermoso.

Bolboreteira dijo...

Moment hermoso descrito con maestría, me ha gustado mucho.
Besos!

Ananda Nilayán dijo...

Eres única, con sutileza, con sensibilidad... pura poesía.
Te imagino abstraída en tu observación y naciendo el poema en tu corazón.

Besos

Sir Bran dijo...

Que envidia da poder tener estas vistas Marisa... sé que estas maravillosas fotos sólo se consiguen desde puntos de observación privilegiados.
Que venga la luna.
Y que lo impregne todo de encanto.
Besiños.

Sneyder dijo...

Un poema lleno de bellas imágenes, hermoso despertad contemplar un amanecer como describes…embelesada he quedado al leerte.

Un enorme beso Marisa.

Marisa dijo...

Este poema fué ideado mientras
contemplaba hace unos días esta
magnífica puesta de sol,
hice la foto desde el pequeño barco
con el que a veces vamos a dar un paseo
o nos entretenemos pescando.

Os envío un fuerte abrazo
con un trocito de mar.

andré de ártabro dijo...

Hermosos versos para comentar hermosa foto, mientras el sol desangra matices de colores en espera de la luz plateada de la luna.

Eres una Musa perfecta, tus maneras inspiran.
Un beso

Ashia dijo...

Preciosa descripción, a la vez fuerte y suave, del sol diciendo su adios al día. Me ha parecido bellísimo " vi que el sol se desangraba en púrpura agonía "...

Preciosisimo, Marisa.

Un abrazo fuerte.

Salvochea dijo...

Me pueden estos varsos, y los crepúsculos púrpuras, los incendiarios ocasos.

Saludos desde El Bierzo

TriniReina dijo...

Del púrpura solar, al amarillo lunar: el mar siempre de ambos, espejo.

Besos y versos, a poder ser, tan hermosos como estos:)

De cenizas dijo...

Tus palabras brillan de atardecer de fuego y plata.... bellísimo.



besos

Amig@mi@ dijo...

Cuánta belleza encerrada en una imagen adornada con palabras.
Precioso Marisa, realmente bello.
Un abrazo en un día GRIS.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Belleza de poema,sabes amiga mía, se complementan nuestros astros...Lorenzo...como ama a Catalina...la tiene que dejar resplandecer...bajo la noche estrellada.

Un beso.

¡Feliz Navidad!

Quino dijo...

Maravillosa forma
de pintar esta escena
del atardecer del día.
En nuestra tierra gallega
tenemos toda esta sublimidad
y la que querramos transmitir
mientras nuestros pensamientos
se identifican
con la Naturaleza.

Biquiños Marisa.

Laura Caro dijo...

Bellas palabras para un bello paisaje.
Un abrazo.

Marisa dijo...

A veces es muy difícil ponerle palabras a algo tan bello como una puesta de sol, pero tu lo haces magistralmente.

Un saludo desde la otra punta de España

MORGANA dijo...

Cuídate mucho y sé feliz.
Besos.
Espero que te guste mi última entrada.

Noray dijo...

Define el instante del ocaso con suma maestría.

Creo que lo único que hay en la naturaleza tan bello como la puesta de sol es la luz del nuevo amanecer.


Un fuerte abrazo.

Alís dijo...

El poema es muy bello, Marisa, pero la fotografía me lo parece casi más. Dan ganas de sentarse frente a esa vista y que dure por horas.
Te felicito por ambos

Biquiños

merce dijo...

Preciosa la foto, sabiendo además que fue mecida en tu barco, en el silencio, con susurros de mar.

Tu sensibilidad es exquisita...!!!


Un abrazo Marisa

María Bote dijo...

Una bella y poética descripción del crepúsculo, querida Marisa. Esa hora bruja y mágica donde el cielo nos muestra su cualidad más cromática.
Felicidades y besos.
María.

Adriana Alba dijo...

Noche y Día, Luz y Sombra Yin y Yan, como la vida misma!

Bello poema y bella imágen.

Abrazos Marisa y Felicidades!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Se muere el día, pero la vida continua...

Saludos y un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables,
en las que vivimos la ilusión y
recordamos a los que ya no están,
con mis mejores deseos de felicidad
deseo pases una feliz Navidad,
junto a tus familiares y amigos.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

MORGANA dijo...

CUIDATE Y HASTA SIEMPRE.
BESOS.

chus dijo...

Es para mirarlo y perderse viendolo, que maravilla

Rosa María dijo...

mientras nace la noche
se muere el día
para que alumbre la luna.


Que belleza; morir el día para alumbrar la luna. Es la forma más grata de brillar para dejar la constancia de que nada hay oscuro cuando en la vida alumbra la "bombilla" de la esperanza.
Biquiños.

Rayén dijo...

Marisa:
Bellos versos coloreados de tiernos sentimientos.
Te he venido a saludar y a desearte unas lindas fiestas junto a todos los tuyos y mis mejores deseos para el próximo año!

Un montón de cariño para ti!!

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida Marisa: Que tu alma no se estremezca más que de la belleza de esta poesía. Feliz Navidad llena de inspiración. Un beso de la época en la que estamos

Maria Varu dijo...

hermosa y bella imagen la del crepúsculo que aunque, a veces, nos parezca decir un adiós nos envuelve en la magia de caminar hacia el despertar...

gracias Marisa, siempre, por estar... muchos besos

Enrique Rojas Guzmán dijo...

Y al día siguiente lo mismo y al día siguiente lo mismo y al dia siguiente lo mismo.

Un abrazo y felices fiestas

Jorge Torres Daudet dijo...

No hacen falta fotografías; tus versos dibujan las más bellas imágenes.
Besos.

Sakkarah dijo...

Una vista maravillosa en tus letras...

Muchos besos.