domingo, 14 de noviembre de 2010

Dolor ante el pueblo saharaui





Sol que llegas desde
los aposentos de la luz
tú que todo lo esclareces e iluminas,
hoy en la tórrida arena del desierto
solo mora la tiniebla y la injusticia.

es tanto ya el dolor
que se prolonga en lo eterno
es tanto el sufrimiento humano
que sangre sudor y lágrimas
riega el exilio del campo

que se caiga la cadena
que sea libre su cielo
que no se extienda en el tiempo
la amargura y la condena
por la que pasa este pueblo.





28 comentarios:

Jorge Encinas Martínez dijo...

"Que se caiga la cadena, que sea libre tu cielo": estoy contigo, Marisa, ha de llegar la luz donde reina tiniebla e injusticia.
Un abrazo

Laura Caro dijo...

Ni siquiera el sol puede iluminar tanta injusticia y sufrimiento.
España tiene que reaccionar y debe mojarse, para lograr que su cielo sea libre otra vez y que las estrellas sean cobijo y sueño y no terror y tinieblas.
Un abrazo.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Bello, comparto cada palabra de Laura Caro, permitime ser solidario con esta causa.

Un beso más que grande.

Juan

Ashia dijo...

Es tremendo lo que está pasando, no tiene nombre, es un pueblo el saharaui pacífico, pero quién no se revuelve ante el opresor.

Marisa, lo has expresado de una forma que rompe.

Muchos besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Por aquí ando perdido en esta lluviosa tarde de domingo. Pasé a echar el ratito y a desearte buena entrada de semana.

Saludos y un abrazo.

Ananda Nilayán dijo...

Gracias, Marisa, por dedicar unos versos tan hermosos al pueblo saharaui. Ahora todos deberíamos exigir paz y dignidad para ellos. Quien conoce saharauis y sus vidas, sabrá de qué hablo.

Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

¿Cuándo terminará la era de las rapiñas en el mundo? Ay de ese modo tan feudal de considerar al hombre como un bien inmueble.
Y mira como puedes conmover y reavivar el corazón dormido de los "colonizadores" con la espada de un poema.
Un abrazo muy abrazo, Marisiña
de todo corazón

Felix Casanova dijo...

Marisa...

Que se caiga la cadena, que se caiga. Que la injusticia vuele dando lugar a la paz. Que alguien esté al lado de ellos...
Me uno a tus versos.

Un abrazo

Gallego Rey dijo...

Un tema complicado este, en todo caso yo pido por la libertad de todos los pueblos, porque en ocasiones nos olvidamos de que hay muchos Saharas en este mundo y solo nos preocupamos de los que los medios nos enseñan.

Amig@mi@ dijo...

Lo malo es que se les acaba hasta la esperanza...
¿Qué les queda?
Ojalá los de arriba les tiendan la mano con valentía y justicia.
Un abrazo, amiga

Noray dijo...

Hoy hace 35 años del regalo del Sahara. Sólo los que hemos estado en los campamentos saharauis de Tindouf hemos podido ver como lleva viviendo más de treinta años este pueblo sin perder la dignidad. Creo que ha llegado la hora de exigir, desde nuestra posición privilegiada: la de votantes. España no puede continuar con esta política exterior mezquina y execrable. No se puede condenar a un pueblo de esta forma tan injusta, cuando nuestros gobernantes se llenan la boca con la palabra solidaridad. No hay una sola metrópolis que haya abandonado a su suerte a quienes eran ciudadanos suyos de pleno derecho. Cuando una metrópolis abandona el territorio lo hace por la puerta grande, que no es otra que darle la independencia a los que hasta entonces eran sus administrados.

Un beso.

latrís dijo...

Es tremendo lo que está pasando.
Lo has expresado de una forma preciosa, pero igual de dolorosa
Un besote Marisa!

Mery Larrinua dijo...

AMEN!!!
un abrazo

Mery Larrinua dijo...

Que tus deseos se hagan realidad!

Espinar dijo...

Humanos es el peor sello que nos han puesto. Cuando vemos vacas, sabemos que todas son vacas, al igual cerdos y caballos. Cuando nos llaman humanos? Hay tantos que no lo son. Que sera de la humanidad/ Donde estara?

Gabiprog dijo...

El verdadero desierto es cuando se siembra la semilla del odio. Algo que no da nunca buenos frutos...

Un abrazo.

TriniReina dijo...

Pienso que ya se ha extendido demasiado esa condena, esas cadenas son muy gruesas y largas. Ya es hora de actuar, de hacer algo, de ayudarles tal como merecen y debemos.

Un poema muy hermos para una gran tragedia.

Besos

Meret ® dijo...

Es una pena lo que está pasando...
Un gran poema para una causa que bien lo merece.

Besos.

JAVIER AKERMAN dijo...

Hermoso, Marisa. Me uno ante la injusticia cometida con este magnífico pueblo.
Un abrazo y feliz semana.

fonsilleda dijo...

Elia ha estado compartiendo unos días, hace un par de años, en un campamento saharaui y, bueno, la verdad es que a mí ya me faltan palabras y...
Justamente ayer veía una fotografía que tiene con un niño, solos los dos y unas maravillosas sonrisas. Porque, decía, dice, que no les cuesta trabajo, a pesar de todo, sonreir.
Me uno a tu homenaje y a los sentimientos que expresas.
Bicos.

Alma naif dijo...

Excelente Marisa!!!
Que asi sea..!!!
Estas son las verdaderas razones por las cuales debemos unirnos... estas son las cosas por las cuales vale pegar un grito de injusticia cada uno desde nuestro lugar...
Besos a tu alma comprometida!!!

María Bote dijo...

Me solidarizo contigo, Marisa, en favor del "pueblo saharaui"
Todos los corazones sensibles y bondadosos sufren mucho con esta triste, injusta y terrible historia. Al menos, alcemos la voz para denunciarlo.
Besos. María

Quino dijo...

Es una pena todo lo que está pasando. Pero conociendo los problemas que hay en el mundo, las injusticias diarias, la pobreza no sólo de los paises africanos -incluso, la que está en los barrios- de cualquier ciudad. Me parece estupendo luchar por una buena causa. pero hay muchas en este mundo más crudas y se pasan por alto.
Marisa, me uno a lo que dices, pero no debemos olvidar que hay mucha manipulación y en vez de alimentar el problema, deberíamos de aportar soluciones. Hay mucha tela que cortar en estas cuestiones. Creo que hay que hacer una labor de conciencia global para que tod@s veamos una luz al final del túnel... siempre de forma balanceada.

Besos y buen comienzo de semana.

Alís dijo...

Así sea, Marisa

Bicos

Steki dijo...

Qué tremendo, Marisa. Cuánto dolor! Cuánta injusticia!
TE dejo un beso y un abrazo.

Ferchuline dijo...

Yo tengo fé, estoy segura que pronto todo eso se va a terminar, ahora se saben cosas, injusticias que antes no se conocian..llevara su tiempo, su proceso pero de que se va a terminar tanto dolor NO TENGO DUDAS!

Besotes.

Sir Bran dijo...

Hay aspectos en los que estar en el siglo XXI da verdadera vergüenza ajena.
El Sahara es una responsabilidad que no debería quedar desatendida.
Ojalá tu poema pudiese llegar a los corazones adecuados.
Besiños.

Jorge Torres Daudet dijo...

Qué a propósito tu bello poema.
Es de vergüenza el comportamiento de España con ese pueblo.
Un beso.