viernes, 9 de octubre de 2009

Cumpliendo años

.
.

.

Bajo los arces cambiando colores

y sobre el gran lecho mojado y blando,

dorado otoño se va deshojando

pasados ya los cansados ardores.


Esperando inviernos y otros calores

esta lluvia sin pausa va marcando

cada hoja que la vida va pasando

de un calendario de tiernos amores.


En ese flotar de unas alas rojas

me dejo mecer por el dulce viento

voy disfrutando de tanta hermosura.


Me olvido de ti, tiempo que me mojas

el alma de este negro sentimiento,

quiero vivir presentes de dulzura.


.

.

31 comentarios:

Manuel dijo...

Atrapar el instante sin quererlo...

Malena dijo...

Mi querida Marisa:Otro otoño en las hojas de los árboles que van cayendo y que nos traen recuerdos del anterior, de los anteriores.

Es un bello y dulce poema.

Mil besos.

Sol dijo...

A veces me gustaria detener el tiempo, al menos por algunos momentos... esperas tanto la primavera y de pronto termina y llega otra, y otra estación del año... y pasa y llega la epoca de balances y te das cuenta que ni tiempo de disfrutar algunas cosas nos han quedado... deterlo unos segundos... al menos en ese momento en que nos sentimos a gusto!!!
Hermoso poema Marisa, pasa un lindo dia!!!

Maria Varu dijo...

tranquilo soneto, que regala la paz de unos instantes... nos envuelve de ese color otoñal y nos invita al recogido invierno...

Déjame decirte Marisa, sólo cumpliendo años se puede vivir la vida

besos

maruxiña dijo...

he estado de cumple esta semana y sopesando la otra opción.... estoy encantada de cumplirlos jijijiji

Biquiños y buen finde miña!!!

Amig@mi@ dijo...

Uff, pues aquí seguimos en pleno verano. Esto ya es agotador.
Me encantaría poderme identificar con tu piema de hoy, pero con ahora mismo 28 grados y un sol de justicia...
Precioso
Un abrazo

TriniReina dijo...

A esos presentes me apunto ahora mismo y a la belleza de este soneto.

Precioso.
Besos

Sir Bran dijo...

Tus presentes de dulzura...
y tus pasados también de dulzura.
La dulzura te conoce tan bien como tú a ella.
Sois íntimas.
Me atrevería a decir.
Basta leerte Marisa.
Un beso.

A.C. dijo...

Gústame imaxinar e percibir a alma mollada...

merce dijo...

Otoños de infinitos colores que acompañan los propios otoños.


Un abrazo Marisa.

Felix Casanova Briceño dijo...

Hermoso, hermoso y hermoso, Marisa. Me he quedado atrapado en tus versos. Y la imagen es preciosa... Besos

De cenizas dijo...

¡Toma soneto! Ahí va ...
Si éste es el resultado... vale la pena seguir cumpliendo años... felicidades.


besos

Meret ® dijo...

Un lienzo de letras bellísimas...
Un placer leerte, Marisa.

Besos.

fonsilleda dijo...

Otoño hermosa estación de recuerdos y hojas caídas, de dorados y ocres. Otoño.
Buen fin de semana guapa.
Bicos.

Bolboreteira dijo...

Qué bonito Marisa!!
Se siente la hermosura del otoño con su melancolía.
Un besito linda!

Lasosita dijo...

Pasan las estaciones del año, rápidas... y sentimos que cada nueva etapa es presente y única en sus colores!

Deshojando otoños... en el calendario de nuestra vida!


Marisa... posees el aleteo hermoso del que ve la belleza y la trasmite!

Abrazosss...!!

Chousa da Alcandra dijo...

Chego á tua xanela dende esta miña que se abre a golpe de clic para percibir a sutileza dos teus versos a golpe de semántica suave e dulce.
(Cando non escribes tamén compós. Seguro!).

Biquiños dende o outono de Antas

Alicia María Abatilli dijo...

Eso, el tiempo es tiempo y nada más.
Vive el ahora, es lo que cuenta.Felicitaciones, hermosa.
Alicia

Walter Portilla dijo...

El viento te acaricia e rostro y tú escribes en el vaivén del columnpio de algún árbol en el campo. Así te imagino marisa, con una paz que te llega hasta los huesos, tratando de percibir lo que pasa por tu lado y sientes, olvidando lo que está lejos, lo que no se ve y no es tu presente.
Un beso querida Marisa.

Baldwin y la demencia dijo...

Que estación más linda el otoño.
Suele pasar desapercebida y la gente se olvida de ella. Pocos otoños son memorables, pero es una estación perfecta.

Gabiprog dijo...

Si llego a ser complice del tiempo es que no habré elegido mal el camino...

Un abrazo.

Emilio dijo...

Muy apropiado tono le has dado a este soneto, Marisa; muy adecuado a la estación otoñal.

Te iba a enviar por email un comentario técnico más extendido sobre este soneto, pero no veo tu e_mail por ningún sitio.

Saludos.

Leola dijo...

Querida Marisa, me ha gustado mucho tu entrada de hoy. Han sido unas letras para leer y releer.
Felicidades por un cumpleaños que quizá te ha llevado a esas palabras y en todo caso felicidades por, como siempre, compartirnos tu sabiduría.
Un beso grande.

Palabras como nubes dijo...

Muy buen soneto que nos pasea con sutileza por las estaciones en las que a veces naufraga el alma. Ruma

Elcio dijo...

Ao ler-te fui recordando e "ouvindo mentalmente" à musica de Gilberto Gil, Tempo Rei que começa assim:

"Não me iludo
Tudo permanecerá
Do jeito que tem sido
Transcorrendo
Transformando
Tempo e espaço navegando
Todos os sentidos..."

La sonrisa de Hiperión dijo...

Los años no pasan en nuestro carne, sino en el morral de nuestra sabiduría, que va aumentando.

Saludos y un besazo

Silencios dijo...

El otoño de la vida, cada uno distinto, pero la luz que proyecta siempre al corazón quizás siempre sea la misma.

Mis besos

DIAVOLO dijo...

Que esos presentes sean dulces ya, querida amiga. Disfrutemos esta estación maravillosa, de colores entrañables, hojas que vuelan y se posan cuidadosamente, lluvia, romanticismo...

Besos.

Marinel dijo...

Nada como mecerse en el viento, junto al inefable deseo de soñar en colores dorados,en lluvia refrescante y vivificadora,capaz de hacer brotar nuevos sentidos,nuevos placeres de vida.
Hermosa imagen decoradora de versos no menos bellos.
Más besos.

El pequeño Richard dijo...

El soneto está muy bien. Yo que tú lo registraría. El registro de cualquier libro vale sólo 6 euros, te lo digo porque la gente piensa(incluido yo) que es muy caro, pero no lo es. Tan sólo quiero informarte. Me ha sorprendido tu blog, aunque no te aclaro si para bien. (Jajaja, es una broma).
Saludos.

El pequeño Richard dijo...

¡Anda, soy el único al que su nombre sale en negro! ¡Eso me gusta! Personalidad ante todo.