sábado, 4 de julio de 2009

Pasión, ignominia, redención

Allí quedó atrapada en el intenso azabache de sus ojos.
No quería que otros brazos la abrazaran, ni que fuesen otros labios los que en su boca posaran.
Orgullo traicionero que no permitía acortar la distancia deseada.
Las miradas encendidas se cruzaban, la de él desafiante, segura, la de ella pudorosa, no podía levantarla, se quemaba.
La oportunidad llegó cabalgando sobre vientos de tormenta en la que los espíritus de una noche debilitaron sus miedos.
Temblando quiso ser protegida, poseída y amada.
Sus cuerpos apasionados, largamente deseados al fin en solo uno se fundieron. Seguirían así, tocando todos los días el cielo. Sus deseos fueron sueños que llegaron envueltos en palabras de amargura que clavaban como dagas, transportándola a una realidad de un pasado de ignominia.
El hablaba de su querer sincero, de no creerse digno de atar su vida a la suya.
Aún no siendo el mismo muchos eran los fantasmas del pasado que con frecuencia venían a visitarlo.
La desolación se apodera de ella y se va rota su alma. Veía crueldad innecesaria en desenterrar todo lo que parecía ya muerto.
Sentimientos encontrados la habitaron, pero el corazón no permitió
el olvido en el deshojar de los tiempos, llegando al atardecer de un cálido
día en que tuvo lugar el reencuentro.
No hicieron falta palabras, solo dos fuertes latidos cuando sus labios se unieron.
Su redención sería el vivir con su tormento.

30 comentarios:

Maria Varu dijo...

Nuestro ayer no debe erigirse dueño de nuestro hoy, pero a veces nos arrastra y nos ata... es un triunfo cuando conseguimos cortar sus lazos y retomar el camino

Besos

TriniReina dijo...

Hay momentos en que rememorar el pasado, aunque sea para pedir perdón, produce la rección menos esperada. Hay momentos en que el amor exige ser el centro y todo lo demás sólo es frío que sobra.

Besos

fonsilleda dijo...

Intenso y apasionado reencuentro en ese momento en que todavía pesa un pasado. Hay losas que hay que saber levantar para poder seguir.

Magah dijo...

El pasado, imborrable, que nos asalta hasta la duda, y un futuro en el tormento?...
Si hay amor inteligente podrán superarlo!

Un abrazo

MAGAH

Bajo mis pies dijo...

Siempre se puede superar aquello que fue nuestro ayer.
Y sobre todo recuperar lo bueno de un amor!
Bss corazón!
Buen domingo!

Sir Bran dijo...

No hicieron falta palabras cuando sus labios se unieron... linda frase.
No obstante si que hicieron falta tus palabras, así de bien ordenadas, soñadoras y directas, con su latencia entre cada expresión.
Ya sabes que me gusta mucho venir a leerte.
Pero en ocasiones eres sublime y acariciante.
Te agradezco en mi entorno.
No lo olvides.
Un beso.

Adolfo Payés dijo...

El ayer, los momentos que nos quedan por siempre..
en el camino del avance olvido..


Saludos fraternos con cariño
un abrazo

besos

Sakkarah dijo...

Me parece precioso lo el reencuentro...

En mi blog hay algo para ti.

Un beso.

Alicia María Abatilli dijo...

REdención anunciada.
Es bueno leerte.
Alicia

Marisa dijo...

Gracias Sak,
eres un encanto.

Biquiños.

Noray dijo...

La memoria siempre se hace presente
cuando no habita el olvido.

Excelente texto.


Un abrazo

marta dijo...

Qué intenso. Me ha encantado, sobretodo la forma de reencontrarse, uniendo sus labios en un apasionado beso.
Un beso MUYGRANDE :)

Ladrón de palabras dijo...

Me ha gustado descubrir a una artista de las letras como tú.


Un saludo...Ladrón de palabras.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...cuando el tormento se revive de esa forma , xanela, poc importa lo que se diga fuera , es mas bien vivir el moemto de lo que llevan dentro...amor. amor y algo mas ...corazon con alma juntas pra siempre......En este tiempo
para descansar,
amar, sentir y vivir
todas las sensaciones
que den paz,
sosiego y
tranquildad a nuestro corazon.
Desde mis HORAS ROTAS,
y AULA DE PAZ
un afectuoso abrazo y
cariño compartido
siempre desde el alma
saludos
de amistad:
---Jose Ramon---

Begoña (Murcia) dijo...

No deberían existir los fantasmas..., al menos éstos. Lo ensombrecen todo.
Besos

Elen dijo...

El pasado es algo que siempre llevamos a cuestas, y a menudo le damos más importancia de la que verdaderamente tiene.
Es importante dejarlo atrás para poder seguir avanzando.
Un besito.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Mi querida, el olvido no existe, son como cuerdas atadas a nuestra muñecas, solo hay que desatarlas y vivir, pero de olvidar, nunca, uno aprende a vivir con el recuerdo y nada mas. Un beso

Walter Portilla dijo...

Cuántas cosas por decir sobre el amor, el olvido (que no existe), las despedidas (que tampoco), los reencuentros (que duelen) y la esperanza que es la que siempre está detrás nuestro, haciendo que dejemos de lado lo que nos conviene por tomar en vida lo que nos importa. Qué hacer, nadie es culpable, nadie debe sentirse como tal, existe.
Un beso querida Marisa.

Meiguiña dijo...

Reencuentro hermosa palabra si llega el momento deseado de ese reencuentro,

Me ha gustado mucho.

Bicos

Lasosita dijo...

Cuando la oportunidad se presenta, junto con la sinceridad; todo pasado doloroso puede tener la suficiente magia para desvanecerse, dejando los latidos fuertes en los labios.

Besos, Marisa!

DIAVOLO dijo...

Me ha gustado mucho el relato, pero hay una frase que me dice tantas cosas... "Veía crueldad innecesaria en desenterrar todo lo que parecía ya muerto". ¡Me pone la piel de gallina!

Besos.

€_r_i_K dijo...

La memoria negativa de la ausencia, desaparece instantaneamente con el impulso del acercamiento....

Así será, mientras el Corazón no pierda su Norte.....


Abrazos......

Sensaciones dijo...

Benditos latidos en la union de sus besos...

Me fascinó... mil gracias por tus palabras en mi blog.

Un beso!!!

Leinad23 dijo...

Que bonito, el paso del tiempo, y aunque haya pasado siempre vuelve, casi siempre para arrastarnos hacía el, pero otras para ayudarnos a avanzar

mareaxe dijo...

No entiendo como he podido estar al margen de tu blog tanto tiempo. Te felicito por el texto. Genial.

Alatriste dijo...

El pasado es todo lo que vamos dejando atrás y para bien o para mal, nunca puede alcanzarnos. Ya no tiene sentido. Lo que hay que cuidar es nuestro presente. Gracias por participar en mi capricho andaluz. Bella tierra también la tuya. Besos y cuídate.

Meret dijo...

Reencontrarse, mirarse otra vez...es bonito...
Como bonitas son tus letras, que invitan a quedarse en tu página

Un placer pasear por tu estancia.

Besos.

Gabiprog dijo...

A veces, lo mejor de un abrazo, es que los cuerpos no dejan espacio para el pasado.

Un abrazo.

merce dijo...

Reencuentro y latido en sus besos,
solo por eso habrá valido la pena.

Un besiño Marisa.

Elen dijo...

preciosa entrada Marisa. Es la segunda vez que la leo (aunque en la primera no haya dejado mi comentario). El pasado es algo que no se puede borrar, pero con voluntad se puede aprender a convivir con él.
Un besote grande