lunes, 4 de mayo de 2009

Avanzar.




La duda y el temor
no pueden paralizar
las ansias de amar.

Detenerse es negarse
a ser amado.

Avanzar en la confianza,
sin culpa ni remordimiento.

La seguridad la da
el darse plenamente.

Hacer del corazón
hogar al que acuda
el ser amado.
.

13 comentarios:

mj dijo...

Xanela, te perdí la pista porque cambié la plantilla de mi blog y algunas cosas no las pude recuperar. Bueno, aquí estoy leyendo esta hermosura de poema y no quiero que suene a nada, pero creo que es lo que necestitaba leer hoy, en este momento...gracias
mj

Elen dijo...

Siempre avanzar, claro que sí. Aunque a veces no sepamos muy bien a donde nos dirigimos.
Besos para el camino, Marisa.

Sir Bran dijo...

Nada debería paralizar las ansias de amar en una persona... al menos mientras conserve la vida.
Porque aunque parezca cursi, no se puede entender la vida sin ansias de amar.
Perfecto texto Marisa.
En una casa tan bella... el amado entrará, segurísimo.

Walter Portilla dijo...

Bellísimo y muy cierto querida Marisa. Darse sin medida, amar con entrega, ver sin fornteras, sin distnacias, sin premuras.
A veces el amor es frenado por el temor, también es cierto, pero jamás se acaba cuando empieza, sólo toma aliento para trazarse un nuevo camino, con más fuerza y bríos.
Un beso querida amiga.

fernando dijo...

sabias palabras, pero en ocasiones dificiles de llevar a cabo. Besos.

Leola dijo...

A veces, darse plenamente no es fácil. A veces nos sentimos inseguros, débiles, incomprendidos. Es cierto lo que expresas, pero no es menos cierto que es muy difícil llevarlo a cabo. Como siempre, tus palabras están llenas de sabiduría y también de esperanza.
Un beso grande.

merce dijo...

Me encanta!!!
Confiado y esperanzador poema.

Un abrazo grande.

Marisa dijo...

mj Gracias por tus palabras, siempre eres bien recibida.

Un beso.

Elen,esperemos elegir bien el camino.

Un abrazo.

Sir Bran,que el amar no sea perecedero.

Un bico.

Walter,a veces el temor y las dudas
nos hacen poner barreras.

Un abrazo.

Fernando entregarse sin condiciones
puede ser duro por eso es esencial
que la entrega sea recíproca.

Besos.

Leola, creo que la razón de la inseguridad está en la confianza,
tenemos miedo de no ser correspondidos.

Un biquiño.

Merce, me alegra que te haya gustado.
Gracias por tus palabras.

Bicos.

Lasosita dijo...

Jamás debemos tener miedo a sufrir por anticipado. Darse a otra persona es lo mejor que nos puede pasar.

No nos paremos nunca!


Siempre con tu sello personal, Marisa, esa calidez que desprendes!!

Beso fuerte y abrazo ajustado!

Marisa dijo...

Ojalá que la calidez con la que abrimos nuestro corazón,sea jamás defraudada.

Un biquiño.

pasajera dijo...

precioso!

Marisa dijo...

Pasajera,gracias.

Maria Varu dijo...

Marisa, que certeros versos... siempre y a pesar de todo... hay que avanzar.
Creo y confío en que la vida nos resarcirá, tarde o temprano, de lo que nos pueda oscurecer.

Besos.