lunes, 23 de febrero de 2009

Buen trato.

.











Hoy un amigo me comentó que cuando ya llevaba
varios días sin saber de su perro, se encontró las calles
del pueblo empapeladas con la foto del animal. Llamó
al teléfono que venía al pie de la misma y se topó con
una persona encantadora.
Había recogido al perro después de que un coche le
atropellase, lo llevó al veterinario, lo cuidó y luego puso
las fotos. Le quiso pagar por todo ello pero no se lo
permitió.
Da verdadera satisfacción encontrarse de vez en cuando
con personas como ésta. Te hacen creer aún, en la
bondad del ser humano.
.

5 comentarios:

Oscar García dijo...

Es difícil, pero aún existen personas buenas, especialmente cuando se portan así sin pedir nada a cambio.
Bonita historia.
Un beso

merce dijo...

Si,realmente es fántastico, encontrarse con estas situaciones.

Un besito, Marisa.

Angel dijo...

Marisa gracias por pasarte de vez en cuando por el espacio que compartimos mi perro y yo. Espero lo encontrases cuando menos ameno.
El tuyo me ha gustado. Me pasaré periódicamente.

Un saludo

Lasosita dijo...

Qué historia más bonita y reconfortante. Lo triste es que lo percibimos como una anomalía, y no como lo que debería ser normal.

Marisa, mañana, un abrazo!!

Marisa dijo...

Gracias a todos por pasar por aqui.Espero que estas historias
se repitan más que las que nos ofrecen los telediarios cuando
acaba la temporada de caza y los cazadores se deshacen de sus perros
de la manera más atroz.
Un abrazo.