domingo, 28 de febrero de 2021

La suma universal de la vida

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando la dura tierra
se ha regado con el deshielo.
Cuando el invierno
guarda silencio,
no hay oscuridad
que se establezca
en la nítida blancura
del cerezo.

Tanta belleza
encandila mis ojos,
su perfume ensancha
mi pecho.

Un nuevo verde,
un nuevo canto
se entona en el huerto.



4 comentarios:

hanna dijo...

Muy bonito poem. Beso

J.R.Infante dijo...

Un canto a la esperanza, Marisa. Bello. Fuerte abrazo

LA ZARZAMORA dijo...

La belleza del cerezo y fulgor de nuevos sueños, y reverdecidas esperanzas por venir.
Versos que son el clamor de un nuevo mañana.

Besos, querida Xanela.

Marisa dijo...

Gracias por vuestrss
visitas y comentarios.

Besos