miércoles, 21 de febrero de 2018

Una mota de esperanza



 



















Imagen:
Umut Çiçegin




Esta realidad
que muerde las entrañas,
este todo que viaja
hacia la nada,
esta aurora
exhausta y palpitante
en mil besos
deshojada

Alegre y triste
al mismo tiempo,
agua fresca
que se escapa
entre los dedos.

Una mota de esperanza
suficiente
para querernos.




6 comentarios:

Pitt Tristán dijo...

Me encanta la musicalidad de este poema, su ritmo, el saltar de sus palabras dentro del lector.
Enhorabuena.

Marisa dijo...

Gracias
Es un placer encontrarte
en esta ventana.

Un saludo afectuoso

Verónica Calvo dijo...

Basta una simple mota.
Así suele ser, lo pequeños obra milagros y sostiene.
El poema es otra de tus joyas.

Besos, querida Marisa.

Jorge Torres Daudet dijo...

Precioso poema, Marisa. Que esa mota de esperanza crezca.
Besos

Adriana Alba dijo...

Claro que si!
La esperanza es lo último que se pierde...y una gota es suficiente.
Abrazos querida Marisa, bellos versos.

J. R. Infante dijo...

Con la sensibilidad de siempre, Marisa. Muy bello.
Mi correo es arruillo@gmail.com Mándame una nota para saber lo del nuevo libro. Un abrazo