domingo, 13 de diciembre de 2015

EL HOMBRE HUIDO













 LV_20150828_LV_FOTOS_D_54436070019-992x558@LaVanguardia-Web.jpg





Su corazón
tallado en el bronce
de la desesperación y la muerte
quiere ser libre
y huye,
siempre adelante,
no se para
porque el miedo desvanece
el camino

 

Días y noches
sus pies
arrastran la nieve
a las trincheras del frío.
Allí hablan el lenguaje
de los muros.


De la nada hacia la nada.

Su cuerpo tiembla,
sus ojos se nublan de lágrimas,
sus labios apretados
se niegan a pronunciar palabra,
ayuda a su hija
a cruzar la alambrada
y piensa:
"La luz no tiene fronteras"






9 comentarios:

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Terrible la penuria que están pasando estos refugiados, su lucha por la libertad es admirable.
Y Dios siempre está junto al pobre, al humillado.
La verdad triunfará..
Te deseo que pases unas Felices Navidades Marina, volveré después de Reyes.
Un beso de ternura

EL AVE PEREGRINA dijo...

Marisa, la lucha por sobrevivir es palpable...Triste es ver todos los días imágenes que quiebran el alma. Y...quién como un padre para proteger, se da vida.?

Te deseo una Feliz Navidad.

Un abrazo.

J. R. Infante dijo...

Triste realidad que no somos capaces de borrar de nuestra memoria ni de poner los medios necesarios para que cese esa vida tan miserable. Fuerte abrazo, Marisa.

Sneyder C. dijo...

Es triste lo que esta pasando, el dolor , el sufrimiento de tantas personas que llevan a sus hijos en busca de la salvación …Estos refugiados en lucha constante por encontrar la libertad y un porvenir para sus hijos….


Un cálido abrazo Xanela

Verónica Calvo dijo...

La luz no tiene fronteras. Las mentes, sí.

Me estremece tu poema, querida Marisa. Día a día vemos estas escenas y otras más crudas de aquellos que se han dejado la vida en el mar y la inmensa mayoría, no se acostumbra ni se vuelve indiferente.
Esa es la luz que no tiene fronteras. Y va expandiéndose. Ojalá llegue a la humanidad dormida de gobernantes.

Besos


Darilea Charo Cano dijo...

Que final tan hermoso Marisa. Un besito y que tu final algún día se hiciese realidad.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

es verdad...no tiene fronteras, ninguna frontera

Paz y Amor

Isaac

María Bote dijo...

Bello y estremecedor poema sobre la triste realidad que nos circunda, querida Marisa. Mas, siempre, el amor paternal, animando y empujando hacia la esperanza. Me encantó, amiga.

Un abrazo grande y ¡Feliz Navidad! María

Alicia María Abatilli dijo...

Es así. Y duele. Mucho.
Abrazos. Gracias por todo.