domingo, 2 de junio de 2013

Reflejos de primavera


 

















El mismo mar
la misma playa
distinta arena.

Nos miramos
y vuelven a nuestros ojos
aquellos jóvenes años,
luz inexperta
que tantea vivos colores.

Junio comienza,
y en las olas
bellos reflejos
de primavera.











14 comentarios:

LA ZARZAMORA dijo...

Esperemos que este fin de primavera, con un junio recién por estrenar nos pasee por playas recónditas y nuevos sueños...

Besos, Xanela.

No sabes cuánto me alegró la noticia de tu publicación. Me alegro tanto cuando son merecidas... Y disculpa si mis dos piernas me impidiesen llegar a tiempo en su día para felicitarte.

astaghfirullah dijo...

Bellos reflejos sobre la arena
que el mar trae y lleva.
Colores que se fueron entibiando con las mareas.

Verso a beso dijo...

El mar es el mismo... pero no las mismas olas las que acarician la playa...

Bss

(se aproxima el final de curso, y el tiempo para una mañana acercarme al B.P y conseguir tu libro:)) No me olvidé.

andré de ártabro dijo...

Y del todo solo cambia la arena y a veces ya no va sóla que las olas la llevan.
Besos.

MORGANA dijo...

Reflejos en mares distintos,pero con la misma ilusión.
Besos Marisa.

Alicia María Abatilli dijo...

Es mejor así, saber que después de tantos inviernos, la primavera nos espera.
Abrazos.

Ligia dijo...

Versos primaverales, que ya es hora. Abrazos

TriniReina dijo...

Mar, reflejos y recuerdos que inspiran hermosos en versos.

Besos

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Nada es igual, todo va sufriendo trasformaciones, esperemos que nuestras playas sean lugares de descanso y que se note y esa primavera.
Con ternura
Sor.Cecilia

José Manuel dijo...

Reflejos de primavera en las azuladas aguas que traen dias de verano.

Besos

Amig@mi@ dijo...

Qué bellos los reflejos sobre el agua según las horas... ¿Verdad?
Abrazos

Adriana Alba dijo...

Por allí verano...por aquí el invierno, sin embargo el mar siempre es el mar. Maravilloso y eterno.

Gracias por tan bellos reflejos Marisa
Besos.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Hoy otra hermana del alma me envió una canción africana que frente a lo inevitable -y para vencer la rigurosidad del tiempo- proponía "deja que dure el beso" Tu poesía, Marisiña, produce el mismo efecto de un beso eterno
Gracias, hermana, poeta querida

Narci M. Ventanas dijo...

Vida en las olas,
luz en la arena
y en tus versos
la primavera.

Besos