miércoles, 27 de junio de 2012

El eco de los Dioses



















Después de que los fríos
hayan sido
los huéspedes de los huesos

después de que la noche
se extendiese
más allá de los albores

un viento cálido de esperanza
puebla de luz
los horizontes

el silencio de los dioses
cansado de gritar
sin ser oído,
al fin vuelve a ocupar
su eco,

entre lo humano
y lo divino.



(Imagen: defondos.com)

 












18 comentarios:

mj dijo...

El eco de los Dioses es la campana remota que suena al borde del mar.
Es bueno que se escuche, para que los pájaros vuelvan a derramar sobre la tierra su hermoso canto y el sol abraze a la mañana. La vida es la vida, y nada puede destruirla, por mucho que se empeñe el hombre con sus fríos inviernos.
Es muy hermoso este poema Marisa.
Un abrazo enorme

roxana dijo...

Hagamos silencio y disfrutemos el momento!!!! Todo llega abrazo

Rosario Ruiz de Almodóvar Rivera dijo...

¡¡Me encanta ese silencio de los dioses!!
Quiero escucharlo y reproducir sus bellas palabras, como tú sabes hacerlo.
Un abrazo fuerte amiga, desde mi Librillo.

Sneyder dijo...

En el silencio se escuchan las cosas más bellas, y la voz de los dioses nos llega serena y fuerte…


Un cálido abrazo

Verónica C. dijo...

Precioso poema lleno de reflexión y espíritu.
Así lo siento, querida Marisa, siempre tras el frío viene la calidez del sol con su tenue luz y es en ese momento cuando el silencio de los dioses vuelve a quedar en esa franja, entre lo humano y lo divino.
Y ahí queda a la espera... Nosotros decidimos.

Un abrazo

Fibonacci dijo...

Que los Dioses del olimpo nos protejan de esos frios y esos silencios que dan miedos...un besote.

José Manuel dijo...

El eco de los Dioses cuando surge del silencio, derrama un mundo de bellas palabras como tus versos.

Besos

Amig@mi@ dijo...

Es cuestión de saber escuchar..,
Simplemente se trata de eso.
Un abrazo, amiga

TriniReina dijo...

Que siempre sean propicios esos dioses, esos sus ecos.

Besos

De cenizas dijo...

La esperanza es una brisa cálida, el aliento de los dioses.


besos

Noris Marcia dijo...

Marisa,me ha encantado tu poema que no es mas que el eco del corazon. Un abrazo, amiga.

María Bote dijo...

El silencio de los Dioses, casi siempre, es más elocuente que el ruido que nos aturde.

Precioso poema, querida Marisa.

Besos. María

Luján Fraix dijo...

QUE LOS DIOSES SIEMPRE ESTÉN A NUESTRO LADO PROTEGIENDO NUESTRO CAMINO, EL ANDAR DIARIO ENTRE SOLES Y ESTEPAS HELADAS.

BESOS GRANDES.

Horacio Beascochea dijo...

"Sostengo con dos manos la esperanza
porque sé que es el único aliento
que vive a la intemperie", dice Roberto Santoro.

Saludos

Gloria Reyna dijo...

En cada poema te superas, es todo belleza.
Una delicia leerte.
Un abrazo querida amiga

Rosa María dijo...

un viento cálido de esperanza
puebla de luz
los horizontes.
Mi querida amiguiña Marisiña. Espero que ésto sea como una premonición positiva.
Un besiño y que el viento de los dioses iluminen a los políticos para hacer mejor las cosas y tengan la decencia de mirar para atrás y ver que las pensiones de muchas personas son ínfimas, mientras que las de ellos siguen la ruta de la abundancia.


http://www.poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com/

Soledad dijo...

Esperemos que se de esa forma, Marisa, tiempo a tiempo, y que la calidez de tus poemas nos acompañen.

Un beso grande.

Toni Barnils dijo...

Los dioses, siempre guían y, como en tu poema, en ocasiones lo hacen en duras pruevas... siempre nos queda la esperanza en el saber estar.

besos