domingo, 5 de febrero de 2012

Buscador de sueños

.
.
.
.
Pintura de Roberto Noguel

Fueron tantas sus llamadas
en tantas puertas cerradas
que ya cansada su pena
se ha pegado a su alma
haciendo su nido en ella

¿dónde está que no la ve
aquella falsa promesa?

ha huído con sus sueños
y vive de puertas a fuera.

Qué decir…
cuando la vana esperanza
se ha convertido en quimera.





33 comentarios:

Marinel dijo...

Poco se puede decir ante un hecho fehaciente y tan doloroso.
Salvo que hay tantas puertas como ganas de abrirlas,quizá...
Besos.

Juglar dijo...

Nos pasa con relativa frecuencia, sobre todo a los soñadores/as.
Y con frecuencia también, contamos con un montón de quimeras en el camino.
Lo importante, querida Marisa, es seguir caminando ¡y soñando!...¿No crees?
Hermoso poema que me llega, cercano.
Un abrazo cariñoso, mi niña.

Marisa dijo...

Cada vez son más y más
los que viven con las
ilusiones rotas.

Compuse estos versos
vistiéndome con su piel.

Besos a todos.

Verónica C. dijo...

Seguro que cuando se reponga del desencanto vuelve a levantar la mirada al cielo y nuevos sueños llegarán, aquellos que llevan a la plenitud y que apoyan.

Besos

mj dijo...

Nunca hay que dejar escapar un sueño. Hay que soñarlo hasta la última. Hay que creer en él. Pues todo es cuestión de creencias...

Precioso Marisa
Un abrazo
mj

De cenizas dijo...

Las quimeras nacen y mueren siéndolo. Pero mientras viven, nos dan vida.



besos

El Drac dijo...

Algunos dicen que no se debe buscar ni pedir amor, que solito llega; sin embargo, es a veces tan larga la espera!

TriniReina dijo...

Nada, no se puede decir nada, sólo tratar de sanar la herida que nos dejó.

Besos

Sir Bran dijo...

Las ilusiones rotas no han de frenar a nadie...
pueden convertirse en algo que nos motive,
tu poema es un poco de aliento,
y un hermoso apoyo.
Un biquiño Marisa.

Alicia María Abatilli dijo...

Quizás alguien le devuelva su silencio convertido en palabra y ese sueño ya no sea quimera.
Ojalá.
Un abrazo.
Siempre tan cálida, Marisa.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Marisa, pase lo que pase, te hagan lo te haga...,,tú pon tus metas delante y lucha por ellas como si de ello dependiera la vida.
con ternura
Sor.Cecilia

Soledad dijo...

No hay que desesperar, eso nunca, puede que en un momento determinado pase, pero siempre hay un nuevo dia una nueva luz.
Puede que se cierren unas cuantas, pero quién dice todas las que se abrirán??.
La esperanza siempre es una buena amga, no hay que pederla.

Bonita pintura y un poema extraordinario.
Muchísimos besos

Gloria Reyna dijo...

hermoso poema querida amiga, me ha recordado a tanta gente que vive en la calle, con sus alas rotas.
Me encanta leerte
Cariños

Luján Fraix dijo...

HOLA QUERIDA AMIGA
LA VIDA ESTÁ LLENA DE QUIMERAS QUE ENCONTRAMOS EN EL CAMINO, NUNCA HAY QUE DEJAR DE SOÑAR NI DE TENER ESPERANZAS PORQUE ELLOS NOS MANTIENEN DE PIE.

BESITOS

Susi DelaTorre dijo...

¡Qué dolor por lo perdido desprenden tus versos!

Un gran abrazo, Xanela!

Amig@mi@ dijo...

No, amiga, la esperanza tiene que seguir siendo eso, esperanza.
Triste poema el que nos dejas hoy.

Carmen dijo...

Pocos se libran de estar atrapados, en algún momento, por una tristeza desgarradora; todos somos presos de nuestras pasiones.

bonito poema con una gran dosis emotiva.
Saludos.

Rosana Martí dijo...

Yo me siento así amiga mía, lo has descrito a la perfección, no hay más que decir cuando se cree haber perdido, la fe, la esperanza, la ilusión y los sueños.

Un beso con mi cariño, tendremos que buscar haber si aparecen o llamarlos por si se dignan en aparecer.

Estrella Altair dijo...

Es un lindo poema.. de puesta en realidad...

a veces soñar ... y un exceso de sensibilidad lleva a eso..

pero la vida continua..

y lo que se disfrutó tampoco hay que olvidarlo..

poner las cosas en su sitio.

besos

latrís dijo...

Triste, pero a veces real como la vida misma!
Un besote Marisa!!!... y gracias

José Manuel dijo...

Las heridas de amor no tienen que frenar nuestros sueños e ilusiones, debemos curarlas y mirar hacia un nuevo amanecer en el corazón.

Besos

Quino dijo...

Siempre hay que mantener la ilusión. Es algo que nos mantiene vivos y con autoestima. Esta post, la vives de adentro afuera y en función de ello te has impregnado de la misma.

Siempre es un placer pasar por acá, Marisa.

Besiños dende Lucus Augusti.

Adriana Alba dijo...

Los sueños son el alma del soñador y en ocasiones las puertas desaparecen, pero no creo que sea irremediable...

Siempre hay otros sueños por venir.

Bello Marisa, un abrazo.

María Bote dijo...

Destrozan el corazón las ilusiones rotas, amiga, mas siempre quedan puertas por abrir y lo más importante: que no nos roben los sueños.

Besos. María

Sneyder dijo...

Solo cuando la pena del alma se aleje, los sueños volverán, ahuyenta quimeras para que las puertas puedan abrirse…y los sueños puedan entrar…

Un cálido abrazo

Sneyder dijo...

Solo cuando la pena del alma se aleje, los sueños volverán, ahuyenta quimeras para que las puertas puedan abrirse…y los sueños puedan entrar…

Un cálido abrazo

Narci dijo...

Qué decir salvo que siempre queda la Esperanza, aunque a veces parezca Quimera tricéfala, capaz de convertir todos los sueños en cenizas, pero siempre acaba por tornar a su ser y devolvernos la ilusión que libera el alma de trampas pasadas.

Besos

MORGANA dijo...

Te dejo un regalo en mi blog marisa.Ojalá te guste.
Besos.

Cris Gª. Barreto dijo...

Mi estimada Marisa:

Esta bonita entrada tuya me ha sugerido una cita que tengo en uno de mis libros: "la ciencia es la verdadera escuela moral; ella enseñan al hombre el amor y el respeto a la verdad, sin el cual toda esperanza es quimérica"
Pierre Eugèn Marcellin Berthelot.

Recibe mi cariño amiga.

Besos,
Cris.

MORGANA dijo...

Marisa,te dejo un regalo en mi blog.
Millones de besos.

Adolfo Payés dijo...

Que gusto leerte de nuevo. me voy con la esperanza de tus versos..


Disfruto de tu poesía siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos..

Manuel dijo...

La felicidad resulta inalcanzable cuando esperamos algo de los demás...

teresa dijo...

Marisa, cuando una puerta se cierra se abren ventanas.
No hay que peder la esperanza tiene que ser lo ultimo.
Siempre con fuerzas para seguir adelante y seguro que la vida continua.
Un fuerte abrazo.