miércoles, 18 de noviembre de 2009

Margaritas de tiempo

.
.



En el ir y venir de las olas
el mar deshoja la margarita
del tiempo.
No le importa mi caduco
pensamiento,
porque él tiene
privilegio de lo
eterno.
Renueva cada día
sus andares,
con paleta de
múltiples colores.
Me enamora con su cándido celeste,
su marengo me infunde
hondos temores.

38 comentarios:

Arela dijo...

son malísimo para as cores (sempre llo digo a Enigma), pero podo aprezar igualmente a beleza do marengo.

Alicia María Abatilli dijo...

Esa respuesta del mar, esa búsqueda del te quiero en su margarita azul.
Ambas nos sentimos renovadas.
Un abrazo.
Alicia

Magah dijo...

Asi es el mar, un gran generador de sentimientos. Está vivo.

Carver dijo...

No sabes como me identifico con tu poema, me encantan esas olas que has dibujado.

besos

Adolfo Payés dijo...

Enamoran tus versos. con las margaritas deshojando tu poema..

Precioso

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...

Silencios dijo...

Sabes? mil veces me siento así, fundida con las olas,
éste poema de hoy, amiga y casi un reflejo de mí.
Algún día seré mar.

Mis besos muy agradecidos

DIAVOLO dijo...

La margarita del tiempo siempre termina dando la misma respuesta. Olvida los temores... no sirven de nada.

Besos.

TriniReina dijo...

El mar deshoja olas y cuenta instantes,sin preocuparse, acaso, sólo para mecerse.

Muy bello

Besos

Meret ® dijo...

El mar y sus olas...
Ese vaivén que enamora...

Precioso versos.

Besos

Sakkarah dijo...

Me gusta como hablas del mar y sus tonos...

Un beso.

maruxiña dijo...

Qué bonito el poema y que bien traída la imagen, que es preciosa también.

Biquiños miña!!!

Amig@mi@ dijo...

Pero, ¿qué tendrá el mar que a todos nos empuja a ...?
Arranca sentimientos con sólo una mirada.
Algo tiene.
Un abrazo

Manuel dijo...

El mar nos atrae porque es algo que simboliza la eternidad frente a lo perecedero que somos nosotros... es el principio y el fin...

Sir Bran dijo...

Claro que sí Marisa... el mar ofrece ese hechizo constantemente, y nos acurruca entre sus rumores, nos ayuda a pensar, y a soñar con cumplir las más remotas ilusiones.
Preciosa imagen.
Un besiño.

Paco Alonso dijo...

Al lado del mar siempre brotan las ideas mejore, fuente de inspiración de oradores.

Excelente post.

Cálido abrazo.

Marinel dijo...

Allá, hasta donde alcanza la vista,es cognoscible y deseado.
El horizonte lejano,ese bañado de marengo,asusta por su carga de incertidumbre. Y mientras tanto,el tiempo se eterniza juguetón,sabiéndonos efímeros,finitos en este mar que es la vida...
Hermoso,Marisa.También la imagen.
Besos.

Malena dijo...

Mi querida Marisa: Ese ir y venir de las olas, esa contemplación con nuestra vista perdiéndose en el horizonte, inspiran las más bellas poesías. Entiendo perfectamente que te hayan inspirado estos suaves y dulces versos.

Mil besos y mil rosas.

Bolboreteira dijo...

El mar....que guarda tanta belleza, es una de las cosas que más me gusta, contemplarlo, oirlo, sentirlo. Soy de interior y echo de menos no verlo con más frecuencia.Gracias por traérmelo.
Bonito poema!
Un besote Marisa

Sol dijo...

Cuantas cosas transmite... cuantas nos hace sentir y cuanta inspiración deja en cada uno de nosotros para escribirle siempre...
Besos Marisa, maravilloso y calido como siempre!!!
Que tengas un maravilloso dia!!!

Mónica dijo...

Hola me gustó tu poema, no debe haber nada más íntimo y hermoso que sentarse frente al mar y descifrar lo que tiene para decirnos. Lo hago muy seguido.

bss. Nos vemos ¿si?

fonsilleda dijo...

Has hecho un buen recorrido por el mar, la mar, ese tremendo y maravilloso gran elemento.
A mi también me enamora y a veces, como a ti, me atemoriza obligándome a serle siempre fiel.
Bicos.

Noray dijo...

No hay nada como sentarse en un acantilado y contemplar el océano desde lo alto. Perder la vista en el horizonte y dejar volar nuestro pensamiento hasta el infinito mientras contemplo una puesta de sol.

Un beso

Gabiprog dijo...

Mar y tiempo, nos hacen pequeños. Su inmensidad nos podría aplastar pero buena estrategia es sentirse abrazados por sus andares. Todo armonía en tus versos.

Un abrazo

merce dijo...

Tengo tanta necesidad de mar...
de sus olas saladas que salpiquen mi cara, y la brisa que purifique el alma.

Quizá en unos dias vaya a dar un paseo a la Lanzada....

Muchas gracias Marisa por acercarme ese ir y venir de las olas.

Felix Casanova Briceño dijo...

Marisa...

Pasar por tu espacio, es deleitarse con tus palabras tan bellamente conjugadas...
El mar es el origen de la vida, sin él no habría nada, y supongo que por esto nos cautivará, además de por su hermosura.

Un beso

€_r_i_K dijo...

Y más si lo que ves desde la perspectiva de la imagen más enamora....


Besos miles....

Noesperesnada dijo...

Pasé casi toda mi vida frente al mar y tus palabras me han resultado tan simple y tan resignificadoras de esos momentos.

Lasosita dijo...

Es el mar tan eterno, tan testigo de vivencias, tan cómplice...

No temas, Marisa... nadie como tú le otorga tanta transparencia.


Un abrazo próximo!!

salvadorpliego dijo...

Muy bonita la musicalidad que le das a estos versos. Te felicito.

Un placer leerte.

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Me enamora con su cándido celeste,
su marengo me infunde
hondos temores."


Preciosos versos que nos llenan de paz y buenas sensaciones. Un placer siempre, pasar por tu espacio.

Saludos y un abrazo

Alatriste dijo...

Despiertas los sentidos, niña. Tus versos siempre llegan al mar, como un río fiel. Que nunca se te agote el tiempo. Feliz fin de semana. Besos.

Chousa da Alcandra dijo...

Os que somos do interior sempre nos impacta moito a imaxe do mar. Por iso quedei un anaquiño mirando á imaxe despois de ler a túa escrita. A moza é ben feita eh!!!(eso tamén o sabemos valorar os do interior...jajaja)

Bicos dende a Chousa

Elcio dijo...

Adorei essa cumplicidade explicita com o mar.

Baldwin y la demencia dijo...

De todas formas, los inmortales tienen serios problemas de paciencia, eso lo debes saber. Es por eso que está lleno de jardines de margarita en el olympo.

JAVIER AKERMAN dijo...

El mar, "alfa y omega" de nuestra existencia. Inspiración salina de resonancia ancestral.
Me encanta leerte.
Un abrazo.

Gala dijo...

Son tantos los sentimientos que nos arranca el mar al contemplarnos.
Desde el amor a la serenidad pasando por un reccorido por nuestras vidas.

Precioso texto.

Un beso

Marcos Alonso dijo...

Hermosos versos desde la orilla, mientras nuestras preguntas se suceden, nuestros temores, angustias... siempre sin dejar de mirar el horizonte

Un abrazo

Emilio dijo...

Este ir y venir de versos con una rima muy contenida que le da la musicalidad de las olas.

Saludos.