viernes, 12 de junio de 2009

Remando




Remando, remando
te he visto viejo
ayudado por el niño.

Remando, remando
Viento, lluvia y sol
en el mar fundidos.

Remando, remando
surcaban tu rostro
perlas de pescador curtido.

Remando, remando
te he visto viejo
ayudado por el niño.

17 comentarios:

Bajo mis pies dijo...

Hermoso Marisa, es como si estuviera viendo a un pescador de años, ya agoviado pero como decis en tu poesia, ayudado por el niño.
Y ademas lo bello de es poder seguir remando, aunque sea con ayuda.
Bss. Feliz fin de semana!
Pense que te habia agregado a mi costadito para ver las actualizaciones.

Carver dijo...

Nos pasamos la vida remando y viendo pasar el tiempo, cuando llega la tarde ves el mar fundido.

buen finde

Sakkarah dijo...

El tiempo no pasa en valde, y va dejando la huella...

Un beso.

TriniReina dijo...

Viejo y, aún remando; siempre remando...Es la vida y, desgraciado del que suelta los remos.

Besos

Sir Bran dijo...

Siempre selecta y dulce Marisa.
Paseando la serenidad y la experiencia por un lago calmo y ficticio.
Me hacen, tus palabras, rememorar ciertos aspectos de mi vida pasada.
Tu poder de convocatoria con letras sigue intanto y reluciente.
Un bico especial.
Tengo mucho que agradecerte.
Pero me quedo con tu sensibilidad.

merce dijo...

Entrañable y tierno poema.

Un biquiño Marisa.

€_r_i_K dijo...

Cuando llegue ese momento,
mejor acompañado de un niño...


Abrazos....

Hammelinn dijo...

Excelente... me gusta el poema !!

un premio nos entregas con esta entrada !!

saludos fraternos y

un abrazo

FdeH

Pd: Hasta Pronto...

Lasosita dijo...

Hermosa simbiosis generacional!

Ambos se necesitan, el anciano las fuerzas del niño y éste, la experiencia y la serenidad de áquel...

Como decirte con originalidad que me ha encantado?

Pues eso...

Besazos!

salvadorpliego dijo...

Versos que merecen aplausos.
Te felicito.

Noray dijo...

A veces,
remamos, remamos
y nunca llegamos
a nuestro destino.

La segunda estrofa es una delicia.

Un abrazo

Elen dijo...

sereno poema y hermosa imagen para acompañarlo.
Que la niñez y la vejez caminen siempre de la mano...
Un beso grandote.

Malena dijo...

Dos generaciones juntas por el amor al mar, Marisa. El mayor descansa en el pequeño pero con el corazón risueño porque sabe que ese amor no morirá cuando él se vaya.

Precioso poema, Marisa.

Un beso.

DIAVOLO dijo...

Este poema es tan sencillo como sereno, provoca tranquilidad y ternura...

Besos.

Marinel dijo...

La vejez y la infancia...dos etapas de la vida,que se dan la mano en un punto determinado de la vida.
Hermosos versos.
Besos.

serpai dijo...

Es muy dulce como interactuan dos unidos por el mismo deseo ,afición,pasión. yo losiento así. es mi interpretación. aún si me equivoco tu verso es bellamente sencillo.Eso lo hace especial

Adolfo Payés dijo...

que precioso poema.. lleno de ternura..

Saludos fraternos con el cariño de siempre

besos muchos
un abrazo muy grande